La cultura del tortazo

Por David Sierra

1555324831_782580_1555324969_noticia_normal_recorte1El tendido estaba a rebosar. También todo el pasillo del anillo que rodeaba el coso. La expectación máxima. Chavales, algunos veinteañeros, otros expertos, esperaban apoyados con los brazos cruzados sobre las tablas. En los burladeros sobresalía algún capote. Tampoco hay huecos. Y cuando se aproxima la hora señalada la impaciencia se hace más evidente. Los cohetes, lanzados en trío de uno en uno, entronizan el cielo armando un revuelo. La puerta de toriles se abre con rapidez. Tira el torilero de cerrojos, ese que se asigna el cargo por afición, y con varias palmadas sobre la superficie de chapa, llama la atención de animal que brota desde la oscuridad, emergiendo con los pitones en alto.

Sigue leyendo

Anuncios

Por un beso en un clavel

Por David Sierra

Hubo un tiempo en el que los pueblos, nuestros pueblos, contaban con dos aficiones que estaban estrechamente ligadas a su esencia. Una de ellas era la caza. La otra, la tauromaquia. Manifestarse en contra de cualquiera de ellas suponía una grave ofensa a todo un conjunto de valores socialmente enraizados, que implicaba incluso llegar a la marginación y exclusión social dependiendo del entorno y el lugar.

Sigue leyendo

Niñas pedorras que añoran las Ferias (parte II)

Toros de Fuego en Guadalajara. // Imagen: Facebook (Amigos del Ayuntamiento de Guadalajara)

Toros de Fuego en Guadalajara. // Imagen: Facebook (Amigos del Ayuntamiento de Guadalajara)

Por Patricia Biosca

Ya está, ya es oficial: feliz año nuevo, alcarreños. Esta frase tan manida a la par que tan cierta se escucha (o se lee. De nada. Un saludo) como un mantra el lunes postferias, ese día en el que se hace balance con números y años de lo bien que nos lo hemos pasado esta edición de la semana grande de Guadalajara. Si han echado un ojo a los principales titulares de la prensa sobre el balance que ha dado el Ayuntamiento de los actos, habrán leído varios “ausencia de incidentes destacables”. Yo, que como treintañera que aún no asume su edad, he salido como de costumbre -aunque menos jornadas, eso sí, que el cuerpo no aguanta los envites de la misma forma-, opino igual que el Gobierno local: no ha habido sucesos destacables. Y ese es el problema. Sigue leyendo

Tarde de toros

Por David Sierra

Hacía años que no presenciaba un acontecimiento como el vivido este verano. Acudí invitado, casi por compromiso, con tal de machacar una de esas tardes veraniegas sin planes con las tareas cotidianas ya liberadas. El pueblo, en fiestas, es de los pocos que aún defiende los toros en el ruedo; la lidia pura, con todos sus tercios en consonancia con la categoría de la plaza. Hay cosas que no cambian y otras que sí, a garrotazo de artículo de normativa. Una de esas que siguen vigentes es la de los ‘descamisaos’, personajes cuyas camisas apenas se sostienen gracias a un botón abrochado a la altura del ombligo, con un bolsillo a la derecha sobre el que recae el peso de una billetera y una cajetilla de tabaco con encendedor incluido. Revolotean entre el chiringuito y la arena del ruedo con el único afán de inmiscuirse en algún burladero. Entendidos de gorrilla y callejón, que con apenas dos vistazos ya le encuentran el defecto al astado de saldo.

20180826_185410_resized

Tarde de toros en uno de los pueblos de nuestra provincia. / Fuente: David Sierra.

Sigue leyendo

OTorero, el concurso definitivo

José Manuel Latre, presidente de la Diputación de Guadalajara, en la presentación de "Guadalajara busca torero". // Foto: La Crónica

José Manuel Latre, presidente de la Diputación de Guadalajara, en la presentación de “Guadalajara busca torero”. // Foto: La Crónica

Por Patricia Biosca

Buceando por los diarios digitales locales a veces una se encuentra joyas que parece haber puesto el destino a sus pies, como el encuentro de un determinado astado con un determinante matador en una plaza de toros en la que la suerte se echa con la primera verónica. Y el símil taurino no es casualidad, como comprenderán. La III edición de “Guadalajara busca torero” me pareció en la lectura una joya en todos sus sentidos: fondo, forma y padrino protector. Para los que como yo no supieran de su existencia (a pesar de que no se trata de la primera cita) les contaré que se trata de un concurso donde jóvenes de entre 16 y 21 años, cuya máxima aspiración es convertirse en una figura del toreo, dan clases prácticas ante los becerros y novillos para demostrar su pericia y arrojo, pasando por la valoración de un jurado popular y otro profesional que les otorgarán el pase a hombros hasta la final, que se celebrará en Yunquera de Henares a finales de septiembre. Todo esto, repartido en un periplo por once pueblos de Guadalajara y bajo la atenta mirada de su padrino: José Ortega Cano, que se erige como ejemplo para los chavales. Ahí es nada. Pero desgranemos por tercios. Sigue leyendo

Pánico desde el alféizar

El toro de Iriépal frente al niño que quedó encaramado en una ventana. //Foto: YouTube

El toro de Iriépal frente al niño que quedó encaramado en una ventana. //Foto: YouTube

Por Patricia Biosca 

Ya amenaza la noche y llega un vídeo al WhatsApp. Veo por encima algo así como “encierro Iriépal”, pero me da pereza abrirlo. Sin embargo, causa tanta polémica en el grupo en el que lo comparten que ya, movida por el “chumeteo” (palabra propia alcarreña que quiere decir “cotilleo”), lo veo. Las imágenes son de mala calidad y, al principio, no me entero de mucho. Veo unos barrotes delgados, un toro que se cuela en una calle y gente corriendo. Y de repente, un carrito volando por los aires y la expresión pixelada del verdadero terror. Un niño, nervioso, encaramado a unas verjas con un astado de cientos de kilos observando desde abajo. Mirada de pánico que se clava en el pecho solo al intuirse. Sigue leyendo

Los encierros por el campo, entre el maltrato y la tradición

Por Celia Luengo

Escenas como esta se suceden cada verano por numerosos pueblos de la provincia

Estamos a punto de comenzar la temporada festiva de nuestros pueblos y con ella una tradición que no deja de ganar adeptos cada año que pasa aunque no por ello esté exenta de polémica, los encierros por el campo. Guadalajara es la provincia castellano-manchega donde más extendidos están este tipo de festejos que, sin embargo, en algunas comunidades como Madrid o Cataluña han sido prohibidos hace algunos años. Tal es la afición que incluso alcaldes de pueblos limítrofes con nuestra provincia como los Santos de la Humosa, Camarma, Meco o Valdeavero, hablan de una auténtica migración de sus ciudadanos hacia Guadalajara los días que hay encierro por el campo. Sigue leyendo