El fin del estado de alarma y el paraguas de Emiliano

Por Sonsoles Fernández Day

Si todo continúa como está programado, sin sorpresas, el próximo domingo 9 de mayo acabará el estado de alarma en España y se abrirán las fronteras para los castellano-manchegos y para el resto de los españoles que, desde hace casi siete meses, no podían salir de sus comunidades autónomas. Nada más ha dicho el presidente del Gobierno al respecto, porque nada se sabe de Pedro Sánchez desde que el pasado martes salió de su colegio electoral en Pozuelo de Alarcón. No acudió a apoyar a su candidato derrotado, no le vimos consolar al ex vicepresidente cuando, tras su fracaso, renunciaba a sus cargos públicos, y tampoco le oímos felicitar a Isabel Díaz Ayuso por su rotunda victoria en las elecciones de la Comunidad de Madrid. Estaría ocupado.

Sigue leyendo

Los últimos vecinos del Fuerte (I)

Fuerte 1

Viviendas del Fuerte de San Francisco // Foto: ANP

Por Álvaro Nuño.

Último sábado de primavera. En un mediodía caluroso, las calles y plazas del Fuerte de San Francisco parecen estar tan abandonadas como los propios edificios de esta antigua instalación militar, con esa atmósfera caduca y destartalada que ha servido de plató para series de televisión ambientadas en la primera mitad del siglo pasado. Pero El Fuerte no está tan abandonado como parece. De hecho, al menos una quincena de familias vive allí habitualmente, muchas desde hace más de medio siglo, cuando funcionaba el Taller y Centro Electrotécnico de Ingenieros (TYCE), dependiente del Ministerio de Defensa, y alguno de sus miembros era trabajador civil o militar en esas instalaciones.

Sigue leyendo

Una fanfarria: el fin del trasvase Tajo-Segura

jhvasdasf

Cartel que indica el canal de trasvase del Tajo hacia el Segura. // Foto: Agencias

Por Patricia Biosca

En mi trabajo, los lugares más sociales son las puertas de acceso, donde fuman los adictos a los palitos del cáncer, y el pasillo hacia el baño, donde se encuentran los adictos al café. Yo, que me he vuelto una versión edulcorada de mí misma para todos los públicos y ya no fumo y tomo té (que hace trabajar a mis riñones igual o más que el “aguachirri” de la máquina), me he encontrado a una amiga/compañera de camino a los urinarios. Me ha contado que estaba con el tema de la sentencia del Tribunal Supremo contra el Plan Hidrológico del Tajo, que le pilló de lleno en su sección y trabajando el fin de semana. “Yo creo que al final se va a quedar en nada”, le he dicho antes de despedirme para vaciar mis bolsitas de orín. “Pues yo creo que sí va a ser gordo”, me ha respondido ella después de intentar explicar a vuela pluma de qué va la “vaina loca” que algunos califican de “histórica”. Y ahí me he quedado con el runrún, pensando si esta sentencia es un “one hit wonder” del momento o realmente nos llevará a poder escuchar en directo la preciosa melodía de un Tajo con agua. Sigue leyendo

Cospedal: Terminator 2

Imagen de archivo de las movilizaciones llevadas a cabo meses atrás pidiendo la readmisión de los interinos.//Foto: http://www.clm24.es

Por Ana María Ruiz

Tras el éxito cosechado en su primera película, “Cospedal: la Terminator de los parados”, la presidenta de Castilla-La Mancha vuelve a protagonizar la segunda parte de la que promete ser toda una saga al estilo de la del otrora gobernador de California, Arnold Shwarzenegger. María Dolores salta de nuevo a las pantallas como “Terminator 2”, donde vuelve a interpretar el papel de exterminadora del empleo, en esta ocasión del de los trabajadores de la función pública.

Como ustedes recordarán, en agosto de 2012 el Gobierno regional decidió suprimir 672 plazas de siete consejerías y organismos autónomos, de ellas 115 en Guadalajara, lo que supuso el despido fulminante de 391 interinos. Las denuncias de los sindicatos y de muchos de los trabajadores a título individual supusieron el inicio de una larga batalla judicial que acabó el pasado 16 de octubre con un auto del Tribunal Supremo. La alta instancia desestima el recurso interpuesto por el Gobierno Cospedal a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha que obliga a la Junta a readmitir a los cerca de 400 interinos al considerar que se vulneró el derecho a la negociación colectiva y se violó el derecho constitucional a la libertad sindical. Se puede decir más alto pero no más claro. Los despidos fueron improcedentes a todas luces.

Para rizar el rizo, la presidenta regional, en un ejercicio de pura soberbia, lejos de restituir inmediatamente a los interinos en sus puestos para cumplir la sentencia, ha convocado a los sindicatos a una Mesa Sectorial que se celebrará el próximo día 16, en la que pretende readmitir a los trabajadores para, en el mismo acto, despedirles de nuevo. Y no sólo eso, sino que de paso aprovechará para suprimir un total de 773 plazas, es decir, 100 más que en la anterior modificación de la Relación de Puestos de Trabajo . Olé, olé y olé para esta torera, que ha hecho un doble pase de pecho a los trabajadores, a los sindicatos y a los tribunales. Esta es nuestra María Dolores Cospedal, la defensora de la clase trabajadora, la que se llena la boca diciendo que la economía de la región empieza a recuperarse y la misma que se enorgullece de decir que nuestra región “marca tendencia” en la creación de empleo.

CC.OO, UGT, CSI.F y STAS-CLM han llevado a cabo a lo largo de esta semana concentraciones y movilizaciones en contra de esta decisión, que han calificado como “la mayor destrucción de empleo público de la historia de Castilla-La Mancha”. Quieren que se retire la convocatoria de la Mesa Sectorial y exigen la dimisión de los responsables de este atropello: el director general de la Función Pública, Juan Manuel de la Fuente, el consejero de Presidencia, Leandro Esteban y la presidenta Cospedal porque aseguran que “se chulean de los empleados públicos, de los ciudadanos y hasta de los tribunales”.

Justificación. Para justificar lo injustificable, el Gobierno que dirige la número dos del PP ha elaborado una Memoria Justificativa de la modificación de la Relación de Puestos de Trabajo, a la que ha tenido acceso EL HEXÁGONO, en la que se alega un “sobredimensionamiento de la plantilla del personal funcionario” y una “necesidad imperiosa de reducción presupuestaria” para cumplir con el objetivo de déficit. Se añade además que las modificaciones legislativas que se introdujeron en la Administración (aumento de jornada, reducción de días de asuntos propios y adicionales de vacaciones, reducción de liberaciones sindicales e implantación de la administración electrónica) han supuesto un incremento de la productividad de los trabajadores públicos en un 10,32%, por lo que existe un “desajuste” entre el número de plazas existentes y las necesidades reales de los servicios públicos en Castilla-La Mancha.

Curiosamente, la mayor reducción de plazas prevista en la RPT se da en las consejerías de Sanidad (183 plazas), Agricultura (175) y Educación (136). En el caso de Guadalajara, “sobran” 120 plazas: 31 de ellas en Sanidad y Asuntos Sociales, 27 en Agricultura y 19 en Educación. Es todo un disparate y lleva a la indignación más absoluta recortar en personal precisamente donde más falta hace. ¿Es que la señora Cospedal cree que sobran funcionarios en la enseñanza, con aulas masificadas, profesores saturados, donde falta personal de apoyo para alumnos con necesidades especiales? ¿Es que cree que no son necesarios más efectivos en unos centros de salud congestionados, en los pueblos que se han quedado sin consultorios, donde no llegan las ambulancias o en un Hospital que da citas hasta con dos años de demora? ¿O cree que no le hacen falta apoyos a la Delegación de Bienestar Social donde, por ejemplo, se acumulan en los cajones cientos de expedientes de solicitudes de dependencia? Lo de esta mujer es que no tiene nombre y sería para echarse a reír si esta actitud de chulería absoluta realmente no diera ganas de llorar.

La soberbia de María Dolores Cospedal ha costado 30 millones de euros a los castellano-manchegos.//Foto:www.castillalamancha.es

La soberbia de María Dolores Cospedal ha costado 30 millones de euros a los castellano-manchegos.//Foto:www.castillalamancha.es

Trabajadores afectados. En quienes está claro que no piensa la presidenta de esta región es en los trabajadores afectados, que no sólo se quedaron sin su empleo de un día para otro, sino que a lo largo de los dos años que ha durado el proceso judicial han padecido un grave perjuicio económico y moral. Han sido muchos los que han agotado ya la prestación por desempleo y se han visto envueltos en situaciones realmente graves, que en algunos casos han llegado a la pérdida de sus viviendas. Otros muchos van capeando el temporal como pueden y los demás se están enfrentando a un desesperante proceso de búsqueda de trabajo. Y lo que es peor, ante la nueva decisión de María Dolores Cospedal el futuro no es nada alentador ya que, además de que no les va a readmitir en sus anteriores puestos, se verán inmersos de nuevo en otro largo calvario en los tribunales.

No olvidemos además que esta decisión del Gobierno regional ya nos ha costado a los castellano-manchegos la friolera de 30 millones de euros correspondientes a los salarios que los trabajadores despedidos han dejado de percibir, incluyendo los intereses de demora. A ellos habrá que sumar los sueldos que deberían haber cobrado desde hace dos meses -el tiempo que ha pasado desde que el Tribunal Supremo dictó el auto que obliga a cumplir la sentencia de readmisión- que deberán abonarse a los interinos sin que hayan acudido a su puesto de trabajo por obra y gracia de nuestra presidenta.

Ya saben señores, toca rascarse el bolsillo. Ya nos lo cobrarán vía impuestos o con nuevos recortes. Porque a buen seguro que la señora Cospedal no va a responder con su abultado patrimonio. Para salvar su culo ya nos tiene a nosotros.