Las dos Guadalajaras

fitur

Espacio de Fitur dedicado a la provincia de Guadalajara // Foto Henares al Día.

Por Álvaro Nuño.

Un día: mañana sábado, 26 de enero. Un lugar: el stand de la Feria Internacional de Turismo (Fitur); pero parece que dos Guadalajaras: una la de la Diputación Provincial y otra la de la Junta de Comunidades. Las dos dicen tratar de promocionar lo mismo, la llegada de visitantes a nuestra maravillosa provincia, pero incomprensible y cansinamente cada una emprende esta batalla por su cuenta, sin contar la una con la otra, de espaldas sin apenas mirarse ni querer siquiera rozarse. Y miren que eso es complicado en un espacio tan reducido y en tan poco tiempo. Pues bien, nuestros representantes políticos parece que lo van a volver a conseguir. “Coordinación, ¿qué es eso?” si dicen ambos disparando al contrario, claro está y como siempre, con pólvora del rey, emanada de nuestros impuestos.

Sigue leyendo

Anuncios

Ilusionadas

Por David Sierra

Ilusionadas. Con ese brillo en los ojos de quienes empiezan algo apasionante a sabiendas de que será muy complicado que culmine en decepción. Una guía sirve de avanzadilla y marca la ruta que deberán seguir. Es ese primer día en el que todo es nuevo, aunque algunas caras sean conocidas. El aula, la disposición del auditorio, la mesa de los conferenciantes con sus proyectores preparados para disparar imágenes, y el nerviosismo intelectual sometido a la presión de la expresión oral y la reflexión en voz alta. El arte comienza así un viaje cuyos caminos están exentos de origen y destino. Que cuenta como compañero a la historia y a quienes se afanan por desvelarla y despejar las dudas en el trayecto.

excursion_web01_grupo

Alumnos de Historia del Arte del curso de verano de la UNED ‘Caminos de ida y vuelta. El arte y los viajes’ que ha tenido lugar en Guadalajara. La imagen corresponde a la visita a la Hermandad del Refugio (Madrid) / Foto: David Sierra.

Sigue leyendo

Visitando el cementerio

Por Borja Montero

El concepto de patrimonio histórico, como su propio nombre exige, se va redefiniendo continuamente con el paso de los años, ya que, al igual que avanza inexorablemente la historia, también nace, crece, se reproduce y muere el legado perenne que el devenir de los tiempos va dejando. Asimismo, con el incremento y la evolución de lo que una ciudad puede ofrecer a sus vecinos y visitantes, el concepto de turismo o espacios susceptibles de turistización también varía y se incrementa, dejando de lado la habitual selección de iglesias y castillos de siglos pretéritos para incluir también otros edificios emblemáticos de planta más moderna o espacios más ordinarios que, con el paso del tiempo, van ganando relevancia estética o simbólica. La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha ha reconocido la categoría de Bien de Interés Patrimonial a tres patios del Cementerio Municipal de Guadalajara. Sigue leyendo

La otra historia

Por Borja Montero

Desde hace algunos años, el Ayuntamiento de Guadalajara, dentro de su estrategias para fomentar el conocimiento de la historia de la ciudad por parte de los propios y las visitas turísticas por parte de los extraños, elige cada mes un enclave emblemático de la ciudad y lo convierte en el Detalle Monumental, dándole a lo largo de ese periodo un mayor protagonismo e incidiendo en mayores explicaciones sobre el mismo en las rutas turísticas. Con la exigua representación de arquitectura histórico en la ciudad, estos detalles monumentales tienden a repetirse de cuando en cuando, aunque cada vez se incide en un aspecto particular del edificio en cuestión o de la historia del mismo. Este mes de mayo, el título otorgado a la campaña es “La vida al otro lado de la muralla”. Sigue leyendo

Mismas caras, mismos gestos

Por David Sierra

Era un día muy especial. La primera vez que asistía a un acontecimiento del que me habían hablado maravillas por la gran cantidad de cosas que podría ver. En una jornada no da tiempo a mucho. Me decían algunos experimentados en la materia. No importa. Iré a hacer mi trabajo y, si puedo, luego me escapo por algún pabellón. Pensé. Ese día era un viernes. Y mi obligación, la de estar presente en los actos que estaban programados para enseñar al gran público las lindezas de nuestra provincia. De Guadalajara. Llegué a los pabellones de IFEMA excitado. Recuerdo que me puse pantalones de vestir y camisa. La buena, de las bodas. La ocasión lo merecía. O eso me habían sugerido.

1442834131_477399_1442834273_noticia_normal

Imagen del stand de Castilla La Mancha en FITUR del año 2010 / Fuente: Cadena Ser

No fue complicado llegar al stand donde Guadalajara se presentaba junto al resto de provincias manchegas bajo el paraguas del gobierno autonómico. Antes, cada una hacía la guerra por su parte. Y la desorganización era más que evidente. El nuevo organigrama integraba a todos los territorios de la región en un mismo espacio y asignaba a cada uno de ellos un día de la feria donde sería el principal protagonista. Y llegaba el turno de Guadalajara.

Pronto las caras comenzaron a ser conocidas. Políticos, responsables de prensa, algún que otro funcionario institucional y mucho compañero, todos concentrados en ese espacio donde se iban sucediendo los acontecimientos ideados. Algunos actores, que merodeaban por allí disfrazados, ofrecían pistas sobre las diferentes promociones turísticas que se iban a exponer y permitían a los fotógrafos ampliar su dossier de imágenes de cara a seleccionar la portada más llamativa. “Las mismas caras, los mismos gestos”, como diría la canción. En esa memoria frágil permanece la ‘nosecuanta’ edición del Festival Medieval de Hita, que se presentó entre amigos. Me fui con la certeza de que todos los que allí estábamos nos veríamos a primeros de julio. En el Palenque.

Hace años, estar en FITUR e ir allí era motivo para que los periódicos llevarán en sus páginas un suplemento especial más grueso que el propio periódico. La prensa provincial hacía gala por todo lo alto de los atractivos que tenía la provincia. Eso reportaba interesantes ingresos. Y durante la feria repartía el producto elaborado entre los participantes presentes: aquellos que habían puesto pasta para que eso se hiciese. Teníamos la sensación, o al menos yo sí la tenía, que con ese trabajo que nos había generado quebraderos de cabeza en la redacción los días previos a su publicación contribuíamos a promocionar la provincia fuera de nuestras fronteras. Nada más lejos de la realidad, pues aquellas páginas solían caer en manos de quienes ya perfectamente la conocían. Más tarde me di cuenta que había que escribir para los de aquí.

Con el tiempo y cuando la oportunidad te permite visitar varias veces este circo, caes en la cuenta de que año tras año la visita a FITUR sigue tomando itinerarios similares. Guadalajara cuenta con un producto turístico de calidad, bueno y alternativo. Las cifras de ocupación hotelera y de visitas siempre se ofrecen positivas de cara al sector poniendo de manifiesto que cada vez son más personas las que descubren esta provincia. Y muchos de ellos incluso se enamoran y repiten. Pero ese descubrimiento no suele ser el fruto de esta cita.

De nuevo en esta edición, Guadalajara llega con aires renovados. Si atendemos a informaciones de años anteriores las expectativas que vendían desde las instituciones eran parecidas. Nuevamente un programa cargado de presentaciones con las rutas literarias de rigor en conjunción con otros festivales afianzados por su éxito en lo que el presidente de la Diputación, José Manuel Latre” ha calificado como “la mejor forma posible de presentar la oferta turística de nuestra provincia”. Sin embargo, lo que el presidente de la Institución Provincial no ha desvelado es a quien.

Las ferias comerciales y más aún aquellas turísticas, ya sean abiertas a todo el público o sectoriales, tienen su objeto de ser en la medida en que quienes exponen entran en contacto con aquellos que puedan encontrar tan interesante lo expuesto como para recomendarlo e incluso promocionarlo allá donde se ubiquen. Las ferias son para hacer negocios. Para estudiar la oferta de los competidores. Para encontrar candidatos que puedan considerar beneficioso para ellos incluir el producto Guadalajara en su cartera. Para llamar la atención de esos que mejor puedan vender los encantos de la provincia. Y ese trabajo, en FITUR, se lleva a cabo un par de días antes de que sus puertas abran por completo. Tan importante es la puesta en escena como tener localizado e, incluso con invitación en primera fila, al verdadero público al que se dirige. Esperemos que esta vez sí, tengan su entrada.

El “equilibrio imposible” en turismo

Parque Natural del Alto Tajo, uno de los atractivos rurales de Guadalajara. // Foto: Turismoaltotajo.com

Parque Natural del Alto Tajo, uno de los atractivos rurales de Guadalajara. // Foto: Turismoaltotajo.com

Por Patricia Biosca

Cuando hago planes con mis amigos de Madrid para escaparnos un fin de semana de casa rural, siempre propongo mi provincia (faltaría más). Los argumentos son varios: cercanía con la capital, variada oferta en entornos naturales que en nada tienen que envidiar al resto de España y, sobre todo, lo barato de los establecimientos comparados con la vecina comunidad. Es verdad que siempre hay alguien que dice “Pero y, allí en medio de la nada, ¿qué vamos a hacer?”. Y yo suelo responder que esa es la clave del encanto de aquí: un lugar con joyas escondidas por doquier que aún no han sido descubiertas, para bien y para mal. Sin embargo, los datos de la Encuesta de Ocupación de Establecimientos Rurales de febrero me dicen que la tendencia está cambiando, pues este informe refleja que Guadalajara es la provincia del país que más ha crecido en turismo rural, concretamente un 57 por ciento con respecto al mes de febrero del año pasado.

Sigue leyendo

El plató

eltiempoentrecosturas

El Fuerte de San Francisco, aquí ambientado para el rodaje de la serie “El tiempo entre costuras”, es uno de los escenarios más demandados para la grabación de series y películas en los últimos años. // Foto: El Digital Castilla-La Mancha

Por Borja Montero

La celebración de la Feria Internacional de Turismo (FITUR) en Madrid es una fecha marcada en rojo en el calendario de la mayoría de los municipios de este país, sobre todo de aquellos que, sin el tirón que tienen por motivos evidentes ciudades como Madrid, Barcelona, Sevilla o Granada, entre otras, o las zonas de sol y playa, requieren de programas, campañas e iniciativas novedosas para destacar sobre sus posibles competidores y atraer nuevos visitantes a sus calles. Sin embargo, esta cita puede ser también un quebradero de cabeza importante cuando no se tiene claro qué es lo que se puede vender de tu ciudad para hacerla apetecible a los de fuera. Sigue leyendo