Escenarios culturales para un otoño

Por Gloria Magro.

thumbnail (1)

Acabado septiembre, Guadalajara se resiste a cambiar de estación meteorológica, como si fuera posible detener el otoño e instalarnos en una primavera permanente. Con unas cifras de Covid en claro retroceso, la vuelta estos días a los aforos pre pandemia y a la normalidad de horarios y público en las actividades de ocio da un respiro a los empresarios del sector de la hostelería y el entretenimiento. Esta semana se ha presentado la programación con la que el Ayuntamiento reafirma su voluntad de que el peso de la reactivación económica y social de la ciudad recaiga también en el ámbito de la cultura.

Sigue leyendo

Todo para el público (Tragicomedia en un acto)

Ultramarinos, en su 'Pinocho', retratados por Raquel Fernández.

Juan Berzal y Juam Monedero, de Ultramarinos, en una escena de su ‘Pinocho’, retratados por Raquel Fernández.

Por Ultramarinos de Lucas *

DRAMATIS PERSONAE

CORO (de madres de actores)

EL ACTOR VIEJO

EL ACTOR TAN VIEJO COMO EL ACTOR VIEJO

EL ACTOR JOVEN

EL ACTOR MUY JOVEN

UN ALCALDE (cualquiera)

PRÓLOGO

CORO

Érase una vez un grupo de imprudentes muy ignorantes de Guadalajara que montaron un grupo de teatro hace veintitantos años. Prepararon algunas obras, compraron una furgoneta (y luego otra y luego otra más), se hicieron esclavos de una nave industrial que les daba libertad para trabajar, convirtieron su grupo en una empresa (por imperativo legal), dieron trabajo a unos y otros, que fueron y vinieron, viajaron por el mundo buscando miradas y compartiendo dudas e inquietudes, les dieron premios (los normales cuando aguantas mucho tiempo), fracasaron unas cuantas veces, defendieron causas muy imposibles (incluyendo la de mantener un grupo de teatro) y decidieron insistir, resistir y persistir, a toda costa, y en eso están veintitantos años después. Para alegría de sus madres. Para sufrimiento de sus madres. Fin (por ahora). Sigue leyendo