Rebelión en la granja de Riofrío

Por Raquel Gamo

Los vecinos de los municipios del valle del Río Salado, a caballo entre Sigüenza y Jadraque, se encuentran en pie de guerra contra la ganadería porcina. El conflicto comenzó cuando en 2015 se conoció el proyecto de un empresario de la comarca de instalar una granja intensiva con más de 1.500 cabezas de cerdo en las inmediaciones de Riofrío del Llano. Hasta aquí todo parece normal: atraer actividad al medio rural y, por tanto, más pobladores, como forma de impulsar el desarrollo en una zona tan deprimida como es la Sierra Norte.

Sigue leyendo