Castillejos y la casa de Santiesteban, herencias envenenadas (II)

Por Gloria Magro.

Los términos dispuestos en vida por aquellos que legaron sus bienes a la ciudad de Guadalajara no siempre se cumplen como debieran. En muchos casos acaban siendo una china en el zapato de las distintas corporaciones municipales, regalos envenenados que el paso del tiempo convierte en auténticos quebraderos de cabeza por la dificultad de ejecutar la voluntad de los benefactores. Así, mientras que la herencia del comandante de Infantería Eduardo Guitián Revuelta (1842-1884) ha llegado hasta nuestros días y la venta de sus propiedades, más de cien años después de su muerte, ha revertido en la ciudad en forma de obras sociales -tal y como éste militar decimonónico dejó estipulado-, otras últimas voluntades están resultado más difíciles de administrar. La del pintor Carlos Santiesteban (1927-2015) es una de ellas.

Sigue leyendo

Exmo. Sr. D. Carlos Santiesteban. In memoriam (1927-2015)

thumbnail

El artista con su vecina y amiga Victoria Santander  en el Casino de Madrid en 1996, invitados por el entonces alcalde José María Álvarez del Manzano.

 

El pintor Carlos Santiesteban falleció en su casa familiar de la calle Teniente Figueroa de Guadalajara el 25 de marzo de 2015.

 

Por Victoria Santander (*).

Por la fachada de su casa, desde el balcón –de frente, a la derecha- hacia el suelo, destrepaba por las rejas, un tipo con cazadora y vaquero oscuros, portando un equipo de música y, quizá, algún otro objeto más, a plena luz del día de una mañana de enero del año 1996. Sin prisas pero ágilmente, sin más. Un rato largo después llegaba don Carlos. Le comuniqué lo que había presenciado y, al mismo tiempo, dado aviso a la policía, que se personó más tarde. Detuvieron al presunto y preguntado aquél si deseaba denunciarle o reclamar los efectos sustraídos, se negó. Sigue leyendo