La cofradía y el club

Procesión de la Virgen de la Peña, en Brihuega. // Foto: http://www.virgendebrihuega.net/

Procesión de la Virgen de la Peña, en Brihuega. // Foto: http://www.virgendebrihuega.net/

Por Concha Balenzategui

Pongamos el caso de un club de un determinado deporte que tiene entre las normas de sus miembros unos horarios de entrenamientos, llevar un régimen de comidas o vestir la equipación adecuada. Pongamos que uno de los integrantes del club no tiene intención de cumplir con alguna o varias de estas exigencias, y de hecho, no lo hace. Cualquiera entendería que fuera expulsado.

Pongamos que en lugar de un club hablamos de una cofradía, una asociación católica, vinculada a una determinada parroquia, en la que una persona homosexual, integrante de la hermandad, quiere ser miembro de su junta directiva. Y no se le permite, dado que su conducta no es acorde con la moral cristiana. Es la razón esgrimida por el párroco de Brihuega, Mariano Marco Escolano, para impedir a un joven de Brihuega la posibilidad de pasar al órgano de mando en la cofradía de la Virgen de la Peña. Y el del club deportivo es el ejemplo puesto por el vicario general de la diócesis de Sigüenza-Guadalajara, Agustín Bugeda, para explicar el veto impuesto.

Sigue leyendo

Anuncios