Echaniz, el madrileño

Echániz

Por Álvaro Nuño.

Parecen unánimes las críticas a la actuación de todos los intervinientes en la sesión del Congreso de los Diputados del pasado miércoles. Fue una apología de insultos y exabruptos sin otro fin que tirarse los escaños a la cabeza los unos a los otros. La verdad es que podríamos habérnosla ahorrado porque lo único que consiguió es materializar una vez más la peor de las políticas, la más rastrera y ruidosa, la que no lleva a ningún sitio bueno. Otro espectáculo bochornoso en la sede de la soberanía popular por parte de unos representantes que parecen olvidarse de sus representados, algo más grave que nunca en estos dificilísimos tiempos que corren.

Sigue leyendo

Echániz

Por Álvaro Nuño.

Parecen unánimes las críticas a la actuación de todos los intervinientes en la sesión del Congreso de los Diputados del pasado miércoles. Fue una apología de insultos y exabruptos sin otro fin que tirarse los escaños a la cabeza los unos a los otros. La verdad es que podríamos habérnosla ahorrado porque lo único que consiguió es materializar una vez más la peor de las políticas, la más rastrera y ruidosa, la que no lleva a ningún sitio bueno. Otro espectáculo bochornoso en la sede de la soberanía popular por parte de unos representantes que parecen olvidarse de sus representados, algo más grave que nunca en estos dificilísimos tiempos que corren.

Sigue leyendo

La compañía del coronavirus

fosas-manaos-kL0C

Fosas en el cementerio de Manaos (Brasil) // Foto: AFP

Por Patricia Biosca
Entre las múltiples recomendaciones para pasar el rato durante estos días apareció “Compañía”, de Samuel Beckett. A pesar de lo que pueda parecer por su título, es un compendio de pequeñas narraciones en las que es palpable el desasosiego humano por tener a alguien al lado, aunque en realidad ese “otro” sea el eco de uno mismo. Es decir, que al final la compañía es una ilusión que crece en nuestra cabeza y que aquello de que “nacemos solos, morimos solos” es extrapolable no solo al inicio y desenlace, sino también a todo el nudo (nudos) de nuestra vida. Y esto se pone de manifiesto cuando se crea una suerte de “laboratorio doméstico” en cada casa debido a algo que nos era tan ajeno como la ciudad de Wuhan o los coronavirus: el Covid-19.

Sigue leyendo

Fiestas sin retorno

Por David Sierra

¿Quién no ha fantaseado alguna vez con la posibilidad de que un año no hubiese fiestas patronales en ningún sitio? Sí, celebraciones de esas en las que hay verbenas nocturnas hasta altas horas de la madrugada, con grupos musicales que lo dan todo en el escenario a precio de gira; con sueltas de reses que van desde el barbecho hasta la mismísima puerta del bar al compás de los cites y las llamadas a la embestida; con procesiones multitudinarias, o no tanto, entre los feligreses devotos y los ocultos tras las Rayban de la resaca. Sí, celebraciones de esas en las que los Consistorios emplean buena parte de sus superávits para darle al pueblo el circo que reclaman cuando el pan ya está satisfecho.

Sigue leyendo

Más que un número: Caridad García Pérez

21379F4F-1167-4700-8738-645F1E7A05E7

Caridad García Pérez // Foto: Susana Ropero

Por Susana Ropero (*)

Sabíamos que es ley de vida. Pero no en estas condiciones. Morir sola, sin ninguno de sus hijos o nietos, después de una vida tan larga, 91 años, en los que tantos sufrimientos y apuros pasaste. Esta es la historia de Caridad García Pérez.

Sigue leyendo

Más que un número: David Martínez Vicente

IMG-20200407-WA0074 (1)

David Martínez Vicente. // Foto: Daniel Bermejo

Por Geles Vicente*

David, me dicen que has muerto víctima de un virus. Eso significa que ya no volverás a sonreír, que ya no me llenarás de besos y, por supuesto, que ya no me abrazarás con esos abrazos con los que no me soltabas hasta que te decía “David, yaaaa…!”. Sigue leyendo

Covid, el enemigo invisible

Oscar Ortigado

Óscar Ortigado trabaja como médico en una UVI Móvil desde hace 20 años // Foto: O.O.M.

Por Óscar Ortigado (*)

Como parte de la Generación X (nacidos entre 1960 y 1980), he crecido en lo que todo el mundo llama “la sociedad del bienestar”, un modelo de Estado que nos ha llevado a unas condiciones sociales, políticas y sanitarias ideales para que nuestra vida sea de gran calidad, como así había sido hasta ahora.

Como generación, nuestra infancia fue, en su mayor parte, una época feliz. Hemos visto cambiar la televisión de blanco y negro a color, fuimos los primeros en tener teléfonos móviles y hemos asistido a grandes hitos históricos como la caída del muro de Berlín o la guerra fría entre la URSS y EEUU, pero nunca habíamos vivido ninguna situación tan generalizada y catastrófica que hiciese tambalearse dicho bienestar.

Sigue leyendo

Historias del coronavirus: la heroína que le temía a la sangre

Foto-urgencias-guadalajara

Sanitarios del Hospital de Guadalajara. // Foto: Plataforma en Defensa de la Sanidad de Guadalajara

Por Patricia Biosca

Nos conocimos una tarde en la que su hermana y mi prima se empeñaron en enseñarnos a montar en bici. Ella lo consiguió y yo me caí a los cardos, cuestión por la que acabé bastante enfadada. Luego nos encontramos meses después, en el primer curso de párvulos y, desde ahí, nuestras vidas discurrieron paralelas durante otros veinte años más. Aún recuerdo cómo le daba el tabardillo cuando veía una gota de sangre. Cómo se ponía blanca y había que sentarla en una silla. Así que cuando me dijo que quería ser enfermera, me quedé del mismo color que ella cuando, de pequeña, alguien se hacía una herida. “¿Estás segura? Tía, que tienes terminado periodismo…”, le dije. “Sí, siempre he querido un trabajo con el que ayudar a la gente”, me respondió. Y ahora, ocho años después de aquella conversación telefónica, mi amiga se encuentra, efectivamente, salvando vidas. Y ya no se marea con la sangre. Sigue leyendo

En cuarentena

Por David Sierra

En la ciudades como Madrid, algunos, los más espabilados intuían lo que podría pasar. Y cuando el temporal apenas se divisaba, ya habían previsto que estarían en paro una larga temporada. Empleos privilegiados y sueldos acomodados permitían el resto. Lanzarse a la carretera en plena alerta. Para acabar en aquel apartamento de playa, en esa casita en la sierra o en la vivienda heredada en esa pequeña aldea cuyos habitantes, tan sólo unas semanas antes, imploraban a las administraciones para sobrevivir al fenómeno de la despoblación.

Sigue leyendo

Los otros virus

coronavirus.jpg

El coronavirus no es la única epidemia que sufrimos esta semana. // Imagen: TVE

Por Álvaro Nuño.

No cabe duda de que la noticia de los últimos días en Guadalajara es la evolución del archinombrado “coronavirus”. Desde que el pasado domingo se conociera el primer caso de infección en nuestra provincia, el de un vecino de Marchamalo de 62 años ingresado en la UCI del Hospital General -y donde todavía permanece-, una noticia que nos sonaba un poco a chino de repente se ha trasladado como quien dice a la puerta de nuestra casa, con la consiguiente preocupación y atención de los medios de comunicación. Parecía sólo cuestión de tiempo que el ahora rebautizado por la comunidad científica COVID-19 no apareciera por aquí puesto que somos un provincia cercana a Madrid y porque todos vivimos en un mundo intercomunicado y global, para lo bueno y para lo malo. Apenas cuatro días después, ya son ocho los casos detectados, la mitad de ellos relacionados con el primero y con foco en la localidad campiñera.

Sigue leyendo