El silencio cómplice de la Diputación

La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal junto a la presidenta de la Diputación de Guadalajara, Ana Guarinos y la diputada delegada, Marta Valdenebro. Foto: elheraldodelhenares.es

La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, junto a su homóloga en la Diputación de Guadalajara, Ana Guarinos, y la diputada delegada Marta Valdenebro. Foto: elheraldodelhenares.es

Por Yago López

A riesgo de que haya quien piense que ya está bien de insistir tanto con el asunto del cierre de los Puntos de Atención Continuada (PAC) en una treintena de municipios de Castilla-La Mancha  -seis de ellos en Guadalajara-, no he podido evitar la tentación de darle una vuelta más al tema, porque aunque ha sido analizado con gran tino estos días por mis compañeros, en una argumentación con la que coincido a pies juntillas,  creo firmemente que esta decisión del Gobierno regional saca a relucir una serie de cuestiones muy preocupantes, entre ellas una fundamental: el mutismo que a este respecto está llevando a cabo la Diputación de Guadalajara.

Echo muchísimo de menos la voz de la institución provincial, esa administración cuyos dirigentes se rasgaban las vestiduras en época electoral cuando políticos de peso de los principales partidos, recuerdo a Rubalcaba por el PSOE o a Gallardón por el PP, planteaban su posible supresión. Por aquel entonces, su ahora presidenta, Ana Guarinos, aseguraba que las Diputaciones eran imprescindibles porque velaban por las necesidades de los pequeños municipios, que a menudo eran olvidados por el resto de administraciones.

Pues bien, ya me dirán si el cierre de las urgencias -porque eso es simple y llanamente de lo que se trata, por mucho eufemismo con el que la Junta lo intente camuflar- en estos seis pueblos de Guadalajara no es motivo suficiente para levantar la voz y alinearse con los intereses de sus vecinos. Pero claro, con la disciplina de partido hemos topado. Resulta que Guarinos es la niña de los ojos de Cospedal en Guadalajara, lo que le ha servido por otra parte para llegar a donde está, por lo que si su jefa y mentora dice una cosa no será ella quien le contradiga, aunque se trate de una medida que dilapide el futuro de los pueblos  poniendo en riesgo la vida de sus habitantes cuyos intereses ella juró defender al tomar posesión de su cargo. Vaya hipocresía.

¿Son por tanto prescindibles las Diputaciones si cuando verdaderamente se las necesita se pliegan al dictado de su partido y desaparecen, mientras los habitantes a los que representan defienden solos y a pecho descubierto sus derechos más básicos? Evidentemente con esta forma de actuar no sirven absolutamente para nada, y nos podríamos ahorrar una suma considerable mandando a casa a la más de una decena de diputados delegados que cobran religiosamente sus sueldos de nuestros impuestos para luego desaparecer cuando se les necesita.

Sin embargo, y a pesar de todo, soy un firme defensor de las Diputaciones, en igual medida en que lo soy del medio rural. Creo vital que exista un órgano compuesto por dirigentes pegados al terreno que, conociendo las necesidades de estos pueblos, los administren de forma conjunta con diligencia, garantizando unos servicios básicos de calidad, y promoviendo las mejores infraestructuras posibles, dentro de las lógicas limitaciones presupuestarias. En definitiva, considero vital que alguien vele por la supervivencia de los pequeños pueblos,  con los que esta ola de neoliberalismo salvaje se ha propuesto acabar. Claro que esto incluye defender sus derechos hasta donde sea posible y no borrarse del mapa cuando más se necesita su presencia, como ha hecho la Diputación de Guadalajara.

Por tanto, las Diputaciones son a mi entender necesarias, pero si realmente cumplen con su cometido. Si se desentienden y son la voz de su amo, o más bien el silencio cómplice, por mi parte pueden desaparecer, eso que nos ahorramos. Si total, pensándolo bien, al ritmo que lleva Cospedal cuando acabe la legislatura no quedará un solo pueblo por el que luchar.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.