Dislexia, normalizar y visibilizar (dis) capacidades distintas.

dislex.jpg

Los niños disléxicos no son vagos ni discapacitados intelectuales, requieren medios de aprendizaje adaptados y que se normalicen sus necesidades escolares.

 

Por Gloria Magro. 

El hijo de Penélope tiene 18 años y acaba de abandonar sus estudios de FP pese a saber que sin una titulación su futuro profesional es incierto y que no será fácil que se incorpore al mercado laboral. Claro está que el fracaso escolar no le diferencia de otros muchos jóvenes en su situación, un número estadístico más, pero sus dificultades de lectoescritura sí. Y también que habilidades rutinarias y que damos por sentado como pronunciar y comprender algunas palabras, números y conceptos temporales, para él son una dificultad añadida. Así, hasta los escalafones más bajos del sistema laboral estarán difícilmente a su alcance. El hijo de Penélope es disléxico y su historia personal está marcada por años de frustraciones asociadas a las dificultades de aprendizaje que ha tenido que afrontar toda su vida. En su caso, el entorno escolar no ha estado preparado para afrontar la formación cuando se tienen capacidades distintas.  Penélope Villalobos acaba de poner en marcha DIXGUADA, Asociación de Dislexia y otras dificultades Específicas del Aprendizaje de Guadalajara, ww.dixguada.org.  En apenas tres meses además de las tres personas iniciales implicadas en el proyecto, ya son más de treinta las familias inscritas.  Sigue leyendo

Anuncios

Melanoma, el enemigo visible.

melanoma.jpg

Una lesión nueva, plana, oscura e irregular debe encender todas las alarmas.

 

Por Gloria Magro. 

El cáncer de piel es, con diferencia, el más frecuente entre todos los tipos de cáncer y también el que, según la estadística médica, más crece a día de hoy entre la población en todo el mundo. Sólo en Guadalajara se diagnosticaron 30 nuevos casos de melanoma en 2017, el triple que hace una década. La detección precoz es fundamental para mejorar su pronóstico y tambien saber como prevenirlo, además de familiarizarse con el tipo de lesiones que deben de encender nuestras alarmas y hacernos acudir al médico. El pasado jueves tuvo lugar en la sección de Dermatología del Hospital de Guadalajara la jornada anual de prevención precoz del cáncer de piel, dentro de la campaña Euromelanoma –www.euromelanoma.aedv.es– dirigida a prevenir y concienciar a la población sobre una enfermedad que además de grave, nos tiene a todos en su diana. La exposición al sol, la edad y factores genéticos están en el origen de la mayoría de los melanomas, que además son perfectamente visibles si se sabe cómo y donde buscar.  Sigue leyendo

Indumentaria tradicional, entre la realidad y la ficción cultural.

thumbnail (3).jpg

Las mujeres usaban saya de paño sobre el refajo que en invierno se remangaba sobre la cabeza, mientras la bajera cubría las piernas. Los hombres llevaban tapabocas.

 

Por Gloria Magro. 

Carmen, la bisabuela de Elena Álvarez, tejió a ganchillo los dos mantones de lana que a día de hoy su bisnieta aún usa en actuaciones con su grupo de baile, en pasacalles e incluso bodas. Al igual que ella, las alumnas de la profesora del Grupo de Baile La Cotilla, María Antonia Berlinches Martínez han rescatado de sus baúles prendas familiares que recorren la historia de la indumentaria tradicional de la provincia de Guadalajara desde la segunda mitad del S.XIX y que se exponen hasta el próximo día 15 de junio en el Espacio TYCE. Se trata de ropa vivida, con historia, cosida a mano en tejidos naturales, con más de un siglo de antigüedad y que las familias han conservado primorosamente todos estos años.  Según Pedro J. Pradillo, técnico de Patrimonio del Ayuntamiento de Guadalajara, “ver todas estas prendas aquí expuestas es una oportunidad única”. Colchas de intrincada elaboración aún hoy en uso, ropajes cuya utilidad nos resulta en la actualidad ajena y tiene nombres que hace tiempo cayeron en el olvido fuera del ámbito del folclore: chambras, refajos, peales, abarcas, penas, faltriqueras, polisones, sayas, etc. que dejan en evidencia por artificioso y homogéneo lo que a día de hoy se tiene por traje típico de la Alcarria. Sigue leyendo

Del productor al consumidor, alimentarse de cercanía.

thumbnail (2).jpg

Huerto ecosostenible de la cooperativa BAH! en Galápagos. Foto: Manuel Caballero

 

Por Gloria Magro.

Los turistas y los veraneantes que vienen a conocer Guadalajara se pirran por nuestros tomates, patatas y cebollas autóctonos. Y compran legumbres para todo el año, nueces y cualquier cosa que se les ofrezca en un cajón con pinta de acabar de ser traído del campo si se coloca estratégicamente ante cualquier puerta de pueblo.  Los forasteros pagan lo que se les pida porque valoran lo que producen nuestras huertas. Sin embargo, la mayoría de nosotros, viviendo también en Guadalajara, cuando se trata de hacer la compra no contemplamos más opción que dirigimos al súper más cercano. Y llenamos el carro de bandejas de todo tipo, con el único criterio de la prisa y la comodidad. Sin embargo, hay otras alternativas de consumo indudablemente mejores para nosotros, la economía local e incluso, como si de un efecto mariposa se tratase, la salud global del planeta.

Sigue leyendo

El Infantado, decadencia y caída de un jardín palaciego.

IMG_6759.jpg

Los jardines actuales datan de 1987, inspirados en los que se cree se proyectaron en el s.XVI

Por Gloria Magro. 

En mayo de 1987, hace estos días 31 años, se inauguraban los nuevos jardines del Palacio del Infantado, inspirados en el conjunto paisajístico que se cree se diseñó en el s. XVI para el V duque del Infantado, según los indicios históricos de los que se tiene constancia. Fruto de un acuerdo entre el Ministerio de Cultura, el Ayuntamiento de Guadalajara y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, el uso y mantenimiento de los jardines pasó a principios de esa década a manos del consistorio alcarreño. Un plan de rehabilitación y un presupuesto de 82 millones de pesetas devolvieron lo que para entonces era una escombrera a su uso ornamental original. Hoy, sin embargo, apenas tres décadas después, los jardines del palacio acusan una falta de mantenimiento que ha propiciado su deterioro y decadencia, tanto en lo referente a la jardinería como a las estructuras que contiene. Desde hace tiempo, los jardineros municipales mantienen este espacio bajo mínimos, a la espera de que la moción aprobada por el pleno de Ayuntamiento en diciembre de 2017 que insta a revitalizar este conjunto paisajístico, se ponga en marcha. Mientras tanto, la plataforma Abraza el Infantado quiere que los guadalajareños sean conscientes del valor histórico que tienen los jardines del palacio del Infantado y reivindican su uso recreativo y cultural para la ciudad.  Sigue leyendo

Los Vives, un paseo por las nubes

IMG_6686.jpg

Despacho del general Vives Camino, con imágenes del Brigadier Camino y el general Vives Vich.

Por Gloria Magro. 

En el último tercio del siglo XIX, Azuqueca de Henares era un próspero villorrio agrícola gracias a su fértil vega y a los numerosos arroyos subterráneos que regaban sus huertas. A día de hoy aún quedan pozos y conducciones de agua en las entrañas de las pocas casas de labranza que se conservan. Algunas familias mantienen esas reliquias arquitectónicas en el subsuelo, así como otros muchos recuerdos materiales de un pasado fascinante y hoy un tanto olvidado. En una casa de Azuqueca de Henares rodeada de un frondoso jardín, se atesora la memoria viva de lo que hace algo más de un siglo era la innovación más maravillosa y sorprendente de la época: la aeroestación, el anhelo de Ícaro hecho realidad en tierras de Guadalajara. Son los Vives, cuyo apellido encarna la historia de la aviación española y de nuestra provincia como vanguardia de la industria en los albores del siglo XX. Los descendientes de Pedro Vives Vich, director de la Academia de Ingenieros y pionero de la aviación española desde la base aerostática de Guadalajara, mantienen sus recuerdo muy vivo en la casa familiar en Azuqueca de Henares, un tesoro por descubrir. Sigue leyendo

Pan, con las manos en la masa

IMG_6592

Baguettes premiun de una panificadora mayorista que trabaja con materia prima de calidad.

 

Por Gloria Magro.

Harina, agua, levadura y sal. Con tan sencillos ingredientes, dos manos para amasar y un horno donde cocinarlo, cualquiera puede elaborar un pan digno. O al menos cocerlo y venderlo en casi cualquier sitio y a cualquier hora. Basta con poder ubicar un horno donde meter una masa precocida. El pan convertido por arte de la evolución tecnológica en artículo de consumo rápido e inmediato, aunque apenas unas horas después de sacarlo de la gasolinera de turno o de cualquier tienda de esas que parecen no cerrar nunca, esté como una piedra, incomible. Y sin embargo, al mismo tiempo han surgido como setas nuevas panaderías artesanas, ecológicas, despachos de pan coquetos y estilo boutique de mil y una franquicias de nombres apetecibles y evocaciones francesas que ofrecen mil posibilidades distintas de harinas y acabados a precio de solomillo. Pese a tanta oferta y precios muy bajos o francamente desorbitados, algunos tenemos la sensación de que hoy comemos peor pan que nunca. Sigue leyendo