Acerca de El Hexágono

El Hexágono es una iniciativa impulsada por un grupo de periodistas de Guadalajara para analizar la actualidad de la capital y su provincia. Una visión coral, independiente y comprometida de las distintas caras de la realidad guadalajareña, desde el deporte y la cultura hasta la política, el medio ambiente y la temática social.

Aquel abril en Guadalajara. La proclamación de la II República 1931-2021. (I)

Por Pedro Alberto García Bilbao (*).

FOTO 2 REPUBLICA GUADALAJARA 3ba carrera sin pie

Guadalajara, 15/04/1931, Manifestación de apoyo a la República a su paso por la calle Ramón y Cajal Foto Copyright: Foto-Estudio José Reyes

La voluntad del pueblo se manifestó el pasado domingo de una manera aplastante. Flores y Abejas (19/4/1931)

Fue un día profundamente alegre (…), un día maravilloso en que la naturaleza y la historia parecían fundirse para vibrar juntas en el alma de los poetas y en los labios de los niños. Antonio Machado

A nuestra querida Emilia Cañadas, niña republicana aquel abril, presidenta hoy del Foro por la Memoria de Guadalajara, cuya sonrisa e ilusión siguen alumbrando el día.

Fue, como todos saben, un día de primavera, el 14 de abril de 1931 hace ahora 90 años. Fue una fecha muy singular en la historia de España. Caía un régimen político agotado, decadente y corrupto, abandonado incluso por aquellos que lo sostenían, y el pueblo llenaba las calles de forma masiva, ordenada y alegre, celebrando con esperanza e ilusión un nuevo día, una promesa hecha realidad y que llegaba con toda naturalidad, como si fuese lo más normal. El mundo entero asistió estupefacto a aquel espectáculo de civismo, ciudadanía y alegría colectiva.

Sigue leyendo

Funerarias S.A.

Por Gloria Magro.

Servicios-funerarios-2.0

Hace unos días falleció Guillermo Juberías, decano de los pediatras de Guadalajara, justo un día antes de cumplir 88 años. No solo su amplia familia le echará de menos, también nosotros, sus vecinos, vamos a sentir la ausencia de una persona tan afable y socialmente comprometida. La despedida del señor Juberías –Willy para sus allegados-, el pasado Viernes Santo, tuvo lugar en el nuevo Tanatorio de Guadalajara, un recinto de proporciones faraónicas que abrió sus puertas sigilosamente a principios de marzo. Se trata de una construcción sobria y lujosa que se alza imponente sobre dos amplias parcelas del Polígono del Henares. El recinto está adaptado a los nuevos tiempos, pensado a futuro, y ofrece múltiples servicios que amplían el catálogo funerario de Guadalajara y lo llevan a otro nivel.

Sigue leyendo

Cuando perdiendo se gana

Por Sonia Jodra

Blanca Calvo junto a los otros dos concejales de IU, Fernando Revuelta y Elvira Moreno, era entrevistada por Bernabé Relaño para Nueva Alcarria en el despacho de alcaldesa.

Se cumplen 30 años de un hecho singular en Guadalajara. En 1991, Guadalajara tuvo alcaldesa por primera y única vez. Blanca Calvo tomó el bastón de mando no por ganar las elecciones, sino por perderlas. En un extraño puzzle de piezas que no encajaban, IU con solo tres concejales alcanzó el gobierno de la capital contra todo pronóstico y contra todo resultado. El contexto era de cambio de tendencia, de final de época. La anécdota ponía fin a la alcaldía de Javier de Irízar, que también llegó a la alcaldía en 1979 por otra carambola de la política, por aquella candidatura que no llegó a tiempo o que alguien quiso que no llegara a tiempo.

Sigue leyendo

¿Por qué nos castigan otra vez?

Por Sonsoles Fernández Day

La noticia de que la ciudad de Guadalajara pasa a estar durante diez días, posiblemente prorrogables, en situación de nivel 3 reforzado debido al imparable incremento de casos de coronavirus ha causado algo más que indignación. Cabreo generalizado sería más apropiado para definirlo. Llueve sobre mojado. Cierre total de la hostelería, dentro y fuera, cierre de centros comerciales, gimnasios, centros de ocio, hogares de jubilados, cines, teatros, bibliotecas, y parques y jardines durante la noche. Volvemos a la vida en gris y la economía local se lleva otro estacazo.

Sigue leyendo

De vuelta

Por Gustavo García

Difícil volver a mantener de una manera constante el contacto con este extraño, pero a la vez, apasionante y frenético mundo de la comunicación. Y, más después de varios años alejados de este mundillo. Sin embargo, aquí estamos de vuelta. Se puede de decir que esto es así, aunque tampoco es que, en el fondo, nos hayamos ido nunca del todo.

Es cierto que las preocupaciones y el día a día vienen siendo otros desde hace tiempo en nuestro quehacer, aunque, no lo es menos, que el estar informados y saber lo que ocurre en todas partes, sobre todo, a nuestro alrededor, nunca se nos olvida. Igual que juntar unas cuantas letras. Algo en lo que hemos estado afanándonos media vida.

La fórmula sí que es diferente a lo que veníamos haciendo en la mayor parte de nuestra trayectoria periodística. Si lo habitual era buscar casi siempre los, muchas veces, complicados resquicios de la actualidad diaria sin que se nos pasase ni un detalle, en El Hexágono ya sabemos que de lo que se trata es de darle forma a la misma. En definitiva, buscar la opinión. Un género éste, que, como decían los mentores de este blog, allá por el año 2012, en general se estilaba poco en esta provincia de Guadalajara entre los profesionales de la comunicación. Una plaza difícil para este campo por la cercanía que supone el estar en contacto con los sectores y sus responsables en los distintos aspectos de la sociedad, la política, la cultura, la economía o el deporte. Una ciudad y una provincia de este tamaño es la desventaja que tienen, frente a otras características que la hacen más envidiada, por el contrario y precisamente por esa peculiaridad. Y, aquí me gustaría dedicar unas palabras de agradecimiento, como periodista, como amigo y como lector interesado en lo que ocurre por estos lares, a la valentía y el acierto que tuvieron aquellos creadores de este post, encabezados por la pareja Madrid-Clemente o el propio Abraham Sanz, entre otros. Eso sí, sin olvidar a todos los compañeros que han seguido y continúan su estela durante todo este tiempo. Un mérito que es de todos por la loable tarea realizada, junto a su magnífico trabajo y dedicación.

Por nuestra parte, ya hemos hecho aquí alguna colaboración esporádica como firma invitada. En cambio, la responsabilidad es diferente ahora para estar, desde hoy, cada martes con ustedes en esta casa que tan amable y cariñosamente nos recibe. Intentaremos estar a la altura de todos cuantos vienen haciendo de este blog una de las referencias de la Guadalajara crítica de la última década. De hecho, conozco bien la profesionalidad de mis compañeros en este periodismo de proximidad que se hace por esta zona del centro de España y les aseguro que el nivel es elevado.

Cómo no, mi agradecimiento, admiración y deseos de que su trayectoria profesional continúe en auge a la After Eight Patricia Biosca, inmediata predecesora de estos martes opinadores en los últimos cuatro años. El listón está alto, aunque los retos están para asumirlos. La visión más alejada que tienen de nosotros los oriundos ­(como ella se considera), incluso, aún mejor los foráneos, nos sirve muchas veces para mirarnos el ombligo y, así confirmar o revocar típicos y tópicos que nos peculiarizan en esta impredecible tierra de Castilla. Algo que nos puede hacer reflexionar sobre nuestra forma de ser y de actuar si con esto mejoramos como personas. Y, como ella misma también mencionaba en su último post, llegamos ahora a este ‘rincón de libertad’ que es El Hexágono para analizar con mirada crítica y coherente lo que rodea a Guadalajara. Si servimos de algo a alguien y coincidimos en las opiniones con muchos, mejor que mejor.

Seguimos la estela, continuamos aprendiendo desde la humildad, nos renovamos y estamos de vuelta, pero no en sentido peyorativo, sino en el más saludable que tiene la palabra. Esperamos que sea para bien y del gusto de todos.

Pedro Carrasco: “A los deportistas nos enseñan todo menos a lesionarnos”

Por Mario del Amo

Fuente: Íñigo García

El mediocentro zurdo, residiendo en Alovera desde los tres años, milita en las filas de la A.D. Alcorcón tras haber pasado por el Rayo Vallecano.

Sigue leyendo

Bilingüismo de espalda al futuro

Por Luis Acevedo

Umberto Eco señalaba que el plurilingüismo (y la traducción) era el verdadero idioma de los europeos, los italianos hablan y se entienden, además de en el “italiano de la RAI” en otras no menos de 17 lenguas, la Asamblea Nacional Francesa acaba de aprobar la incorporación – como lenguas vehiculares – de las “lenguas regionales” al currículo francés; en nuestro Estado, en no menos de siete CCAA, su ciudadanía habla en dos o tres idiomas diferentes, todos tenemos conciudadanos conocidos trabajando en una lengua que no es la materna. Y aquí, en Guadalajara, podemos conocer a niñas y niños rumanos, búlgaros, marroquíes o ucranios que se desenvuelven en su lengua materna, en castellano y en inglés perfectamente.

Sigue leyendo

Victimizar a la víctima

Por Gloria Magro.

AAAABR9XhvcG0r0Kp2f6bowoo0AXk09_xIoAc6Pa8F0mfIznxM7A_MPBypCxyq1XjR2Ejp2Cez1vy-Rn_7Qon8vc14D9A109

“El hombre que me había llevado me arrastró hasta una habitación, sin puerta, me tiró contra el sofá y me violó. Me penetró vaginalmente y también me obligó a hacerle una felación”. (…) En este momento, el fiscal la ha interrumpido: En este momento se ha producido una pausa de diez segundos. El fiscal, sin percatarse de que la joven estaba llorando detrás de la mampara que la separaba de la mirada del de los acusados, ha reiterado: “¿Es que no sé si ha contestado?”. El juez le ha reprochado que estaba intentando que la víctima se serenase. Y, ¿no podía hacer nada contra él?, le ha preguntado el fiscal. “Yo ya estaba suplicando les que me dejaran, me agarró y me volvió a tumbar”… La Vanguardia 06/04/2021

Sigue leyendo

Ese extraño espejismo, “que la pandemia está llenando los pueblos”

Por Sonia Jodra

Comienzan a difuminarse los mantras pandémicos. “De esta saldremos mejores”, “a partir de ahora sabremos valorar lo que de verdad importa”, “comienza el nuevo éxodo de la ciudad a los pueblos”. Mentira. La pandemia ha sacado lo peor de cada una de nosotras. Lo que más echamos de menos son las compras, salir de marcha y los viajes de ocio. Y los pueblos siguen tan vacíos o más que antes.

Que haya pueblos de 50 habitantes a los que ha llegado a vivir una familia de 5 personas, incrementando el padrón un 10 por ciento, no significa que se invierta la tendencia urbanita que nos acompaña desde hace más de medio siglo. Y es absurdo identificar el incremento en la demanda de vivienda en los pueblos del extrarradio de Madrid con la solución a la despoblación al medio rural. Hay pueblos y pueblos. El Casar es un pueblo y Campillo de Ranas es un pueblo. Pero no tienen nada más en común. La despoblación afecta sólo al segundo.

El espejismo fue bonito mientras duró. Pensar que iniciábamos cambio de ciclo y nos disponíamos a volver a nuestros orígenes resultaba gratificante para quienes presumimos con “ser de pueblo”. Pero hasta en eso nos engañamos, porque la mayoría de los que nos creemos “de pueblo”, realmente somos “gente de barrio”. Crecimos en esos barrios que llenaba la gente llegada de los pueblos y es ese espíritu “de barrio” el que realmente ha marcado nuestras trayectorias vitales.

Somos domingueros y veraneantes “de pueblo”. Igual que los que se afanan en hacer la penúltima ley contra la despoblación desde las diferentes administraciones. Resulta irónico luchar contra la despoblación de los pequeños pueblos desde las grandes ciudades. Es como defender la sanidad pública con un seguro privado o hablar de la lucha contra el cambio climático con una bolsa de plástico en la mano y bebiendo con una pajita. Para defender algo hay que creérselo, hay que tener pasión por ello, hay que vivirlo.

Así que propongo que en el “Anteproyecto de Ley de Medidas Económicas, Sociales y Tributarias frente a la Despoblación y para el Desarrollo del Medio Rural en Castilla-La Mancha” se dé más voz a los territorios y, sobre todo, a sus gentes. Ellas y ellos saben lo que sus pueblos necesitan para no desaparecer del mapa y conocen la dureza que impone vivir en el medio rural una vida que actualmente está diseñada para ser vivida en las grandes ciudades.

Me gustaría reflexionar también en torno a los perfiles de nuevos pobladores del medio rural que se están registrando en estos tiempos. Puesto que considero desacertado pretender que los pueblos sean cómodas oficinas para freelancers de profesiones diversas. Es justo pedir wifi de alta velocidad para poder teletrabajar, pero estamos llevando lo más absurdo de la vida urbanita a los pueblos. Comprar por Amazon a diario, esperar a un repartidor que acaba de recorrer 60 kilómetros para entregarnos una funda de móvil que vale 3 euros y vino de China en barco, comprar embutido y vino online… Eso no es “vivir en un pueblo”. Eso no frena la despoblación, no reabre escuelas, ni impide que se reduzca el número de trenes que paran en nuestro municipio.

“Viendo las nubes y escuchando a Los Panchos, digo que quiero licenciarme en paisajes, ser inspector de nubes”, me dijo una vez el maestro de periodistas Manu Leguineche en una entrevista. Cuando una persona que ha recorrido el mundo viviendo en primera línea los principales acontecimientos informativos del siglo XX habla así de su vida en el pueblo, es que hay otra mirada para poder vivir acompañado por el canto del cuco o el aroma de la lluvia.

Como diría Rosendo, hay muchas “maneras de vivir”. Y todas ellas persiguen lo mismo, hacernos tan felices como seamos capaces de soñar. Desde el espíritu de la chica de barrio que presume con ser de pueblo, os invito a volver al pueblo sin Netflix, a disfrutar del mejor grupo de whatsapp, el que toma el fresco en la plaza en las noches agostinas. Delibes dijo que “si el cielo de Castilla es tan alto, es porque lo levantaron los campesinos de tanto mirarlo”. En el pueblo se mira el cielo más que en las ciudades. A ver si hay suerte y los que desde las grandes ciudades se afanan en salvar a los pequeños pueblos tienen la altura de miras que esto necesita.

El verano en juego

Polideportivo San José de Guadalajara preparado para las vacunaciones. //Foto. J.G.

Por Sonsoles Fernández Day

Vacunar, vacunar y vacunar’, decía el martes Pedro Sánchez en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, como una especie de mantra político para sacar al Gobierno de un más que justificado descrédito y a la población del aburrimiento pandémico. ‘Cada mes mejoraremos al siguiente, avanzaremos y cumpliremos los objetivos que nos hemos propuesto’. Eso lo entiende un niño de escuela, señor Sánchez. Cada mes debería haber más vacunados o mal vamos. Y en cuanto al objetivo propuesto, será el último de esta semana, porque su primer plazo, tener al 80% de los mayores de 80 años inmunizados en marzo, ya se ha retrasado hasta mediados de mayo.

Sigue leyendo