Las Cruces del corazón

Imagen otoñal del Paseo Fernández Iparraguirre // Foto: O.C.

Imagen otoñal del Paseo Fernández Iparraguirre // Foto: O.C.

Por Óscar Cuevas

Hablar de “Las Cruces” es hablar de la historia de Guadalajara, de la esencia de la urbe, de un trazado que tiene algo de evocador para casi todos los que habitan la ciudad. Las Cruces -o más precisamente el Paseo del Doctor Fernández Iparraguirre- es un tótem sagrado plagado de recuerdos. Ahí se guardan secretos contados al caminar, diatribas en tertulias deambulantes de jubilados, paseos matrimoniales de tarde de domingo, declaraciones de amor musitadas, y gritos de niños que jugaron a saltar el viejo pavimento rojo y blanco, sin pisar la losa equivocada, cual gigante rayuela. Yo lo hice, ¿ustedes no?

El de Las Cruces es un paseo de idas y venidas adolescentes, de días de lluvia y paraguas, de bancos a la sombra de la acacia, de verano con helado y de tardes de toros. Todo eso es. Y por ello, no me extrañó nada la reacción vivida días atrás, cuando trascendió el informe técnico que había aprobado el Ayuntamiento y que planteaba modificar por completo la estructura de la calle, para eliminar el deambulatorio central.

Ya, ya sé que el proyecto “nació muerto”, que no ha pasado de propuesta técnica, y que el Equipo de Gobierno del PP tardó poco en rectificarse y en rectificar a la empresa Doymo, que parió (habría que decir recuperó, porque ya se barajó en los años 2000 y 2003) la maldita idea. Ya sé que ha dicho Jaime Carnicero que no hay nada que temer, que el bulevar seguirá siendo lo que es. Y por tanto yo no quiero avivar una polémica que ha fenecido con la misma rotundidad que nació.

Pero aún así, sí me apetece fijarme en la razón que movió a miles de personas a clamar por las redes sociales, a que se iniciara una exitosa campaña de firmas, a que tanta gente suscribiera la protesta ante la amenaza.

Y esa razón, quiero pensar, no es otra que la defensa, no tanto de una calle, un trazado urbano o unos árboles -que también-, sino sobre todo la de un recuerdo, una seña de identidad, un orgullo de ciudad. No es poco en una Guadalajara que, como dice siempre mi amigo Raúl Conde, cada vez se quiere menos.

Sigue leyendo

Las claves del “magnicidio”

Foto de familia de la nueva corporación provincial // Foto: Guadaqué

Foto de familia de la nueva corporación provincial. // Foto: Guadaqué

Por Óscar Cuevas

Ni la de Juan Carlos de Borbón con el elefante, ni las de Miguel Blesa con leones, muflones, osos, hipopótamos y todas esas poses de escopetero obsceno de tarjeta black. En Guadalajara, la foto de caza mayor que marca la agenda política y social del momento es el retrato de Alejandro Ruiz, alias Sandro, con la metafórica cabeza de Ana Cristina Guarinos, alias Guarinos, a modo de trofeo cinegético, de metafórico magnicidio.

Algunos dicen, además, que la cabeza guarinesca ha sido servida en bandeja de plata a Antonio Román, tal y como el Bautista decapitado fue ofrecido a Salomé. Pero yo estas conspiraciones tan maquiavélicas y malpensantes se las voy a dejar a otros, porque eso me parece demasiado conjeturar. Aunque vete a tú a saber.

Y es que no se habla de otra cosa, como dicen los antiguos, que de la embestida política que, con precisión de cirujano, y de la noche a la mañana, ha supuesto un cornalón, ya veremos si mortal, a la carrera política de quien hasta hace cuatro días se erigía como la más poderosa de las políticas guadalajareñas. Tempus fugit. Quién nos lo iba a decir hace cuatro días.

Es tiempo, pues, de analizar las claves del “magnicidio”

Sigue leyendo

Aniversarios

Logotipo creado por Gentes de Guadalajara para conmemorar el 25 aniversario del Tenorio Mendocino // Infografía: Fernando Toquero

Logotipo creado por Gentes de Guadalajara para conmemorar el 25 aniversario del Tenorio Mendocino // Infografía: Fernando Toquero

Por Óscar Cuevas

Es una muletilla, muy tópica entre los organizadores de eventos que se celebran anualmente, esa de decir, según se acaba una edición, que ya se está “trabajando para la siguiente”. Probablemente es un tic exagerado, pero seguro que encierra también su parte de verdad, por cuanto, según se desarrollan unas Fiestas, una Feria Apícola, un Fescigu o un Maratón de Cuentos -qué sé yo- quien lo vive desde dentro ya le está dando vueltas al magín sobre cómo corregir tal cosa, potenciar tal otra, o recuperar aquella que se hacía años atrás y que un día dejamos aparcada.

Sigue leyendo

El “morir matando” de Violeta Miguel

Miguel

Violeta Miguel, coordinadora provincial de Educación en funciones // Fotograma de Canal 19 2.0

Por Óscar Cuevas

Cuando, hace cuatro años, Cospedal tomó las riendas del Gobierno castellano-manchego, quiso vender públicamente como una cierta “despolitización” de la Administración Regional el hecho de que desaparecieran las figuras de los “delegados provinciales” de las distintas consejerías; algo que ya había anunciado que haría en el año 2009. Si lo recuerdan, sustituyó a aquellos delegados por unos “coordinadores” de área, cuya única diferencia es que se elegían, eso sí, entre los funcionarios de la Junta de cada provincia.

Ahora que culmina la legislatura, cabe reconocer que es cierto que esos “coordinadores” han tenido, efectivamente, una mínima presencia pública o mediática. En ese sentido, no parecían políticos. De hecho, en este tiempo han atendido órdenes expresas de alejarse de los focos. Y han rehuido en todo momento (hasta extremos ridículos y grotescos) de rendir cuentas públicas, o hacer valoraciones de aspectos que afectaban directamente a su trabajo cuando se encontraban ante la prensa. Cualquier cuestión sobre la que se quisiese saber o preguntar había que dirigirla directamente al delegado provincial  de la Junta; ese hombre que siempre (y como es lógico) “sabía demasiado poco”, en certera definición de Rubén Madrid.

Sigue leyendo

Ormazábal y Yebes-Valdeluz

Joaquín Ormazábal

Joaquín Ormazábal

Por Óscar Cuevas

Me ha sorprendido muchísimo -quizá debería decir que me ha decepcionado- el anuncio realizado el pasado miércoles por el todavía alcalde en funciones de Yebes, Joaquín Ormazábal, de que devolverá el acta de concejal de su Ayuntamiento en cuanto se produzca el pleno de investidura de esa localidad, en el que será nombrado como su sucesor el socialista Miguel Cócera.

Como sabrán, las pasadas Elecciones Municipales depararon en ese municipio un triunfo muy insuficiente del PP, que aunque fue fuerza más votada con el 32% de los apoyos (11 puntos menos que en 2011), quedó de nuevo sin posibilidad de gobernar. La Alcaldía se quedará en manos del centro-izquierda, ante la reedición del pacto entre PSOE y UPyD, ya que era esta la nueva formación con la que concurría Ormazábal, tras haberlo hecho en 2011 bajo una formación independiente que bautizaron como “40 Compromisos”.

Sigue leyendo

Del garbanzo al puchero

Gráfico de resultados electorales en Guadalajara capital

Gráfico de resultados electorales en Guadalajara capital

Por Óscar Cuevas

1.- Un nuevo grano en la izquierda

El Partido Popular es el partido más votado en Guadalajara capital, indefectiblemente y en cualquier tipo de comicio, desde las Elecciones Generales de 1989. Hay que remontarse a las Municipales y Autonómicas (y Europeas, pues se celebraron el mismo día) de 1987 para ver a un partido de izquierdas encabezando las candidaturas de la ciudad. O dicho de otro modo: Hace 28 años que un partido de izquierdas no gana unas elecciones en la ciudad de Guadalajara, hablando en términos absolutos.

Este dato da el síntoma de la composición sociológica de una capital donde, cuando gobierna la izquierda, es en virtud de pactos y alianzas postelectorales (por cierto, tan lícitos como lógicos en un sistema de representación proporcional). Así ocurrió en las Municipales de 2003.

Sigue leyendo

Coso de las Cruces

Rueda de prensa de presentación de la Feria Taurina, con el alcalde y los dos empresarios // Foto: Ayto.Guadalajara

Rueda de prensa de presentación de la Feria Taurina, con el alcalde y los dos empresarios // Foto: Ayto.Guadalajara

Por Óscar Cuevas

Ya hay nueva empresa en el coso de Las Cruces, y ya tenemos presentado el diseño de la Feria Taurina de las próximas Fiestas de septiembre. Precisamente así, “Coso de las Cruces”, es como se ha dado en llamar la sociedad creada al efecto. Se supone que serán los organizadores del ciclo alcarreño durante los próximos 4 años, con opción de prórroga hasta los 6. Ya ven que, con esto de los toros, el Equipo de Gobierno deja también las cosas atadas a largo plazo.

Detrás de la empresa está el guadalajareño Álvaro Polo, con experiencia organizativa en el entorno, y un grupo de empresarios, entre los que ayer jueves escuchamos a alguien cuyo nombre y acento delata como francés, a quien al menos un servidor no conocía, y que responde al nombre de Françoise Villalta. Se me hace buena señal, lo del “gabacho”. Hace tiempo que vengo observando que nuestros vecinos del norte cuidan mejor y con más mimo las cosas importantes, la pureza y la verdad que encierra una fiesta que algunos se empeñan equivocadamente en tildar de “nacional”, cuando bebe sus esencias en el Mediterráneo entero, y que se mantiene viva en la “piel de toro”, en el sur de la Republique y allende el Atlántico. En la France del sur se respeta y se quiere a su tauromaquia más que en España incluso, donde el movimiento “anti” tiene un crecimiento exponencial que mucho me temo que acabará con esto.

Quienes me conocen saben de mis querencias afrancesadas, y en esto no iba a ser menos. Y les diré que, escuchando lo que ayer dijo el señor Villalta, y sus apelaciones a que la plaza de Guadalajara va a “recuperar lo que nunca debió perder”, me parece que me va a caer bien. De entrada, el monsieur me ha dado ocasión de evitar hablar de política en este último día de campaña electoral, y bien que se lo agradezco.

Sigue leyendo