Permiso para ser patriota

La Patrulla Águila formando la bandera de España. Foto://expansión.com/

Por Sonsoles Fernández Day.

El patriotismo es un pensamiento que vincula a un individuo con su patria. Es el sentimiento que tiene un ser humano por la tierra natal o adoptiva a la que se siente ligado por unos determinados valores, afectos, cultura e historia; es el equivalente colectivo al orgullo que siente una persona por pertenecer a una familia o también a una nación.’ Esta es la definición de patriotismo en Wikipedia. Y según el Diccionario de la Real Academia Española, mucho más concisa, patriota es la ‘persona que tiene amor a su patria y procura todo su bien.’ Masculino y femenino, que la palabra patriota vale para ambos géneros. No es mi intención venir hoy dando lecciones de lengua. Les pido disculpas si puedo parecer arrogante o incluso un poco petarda.

El sábado pasado se celebró el Día Nacional de España. El 12 de octubre de 1492 fue el día en que Cristóbal Colón tocó tierra en la isla Guanahaní y descubrió América. Por este motivo se eligió esta fecha. Durante años se llamó Día de la Hispanidad, pero desde 1987 pasó a llamarse Día de la Fiesta Nacional. Tradicionalmente se celebra con un desfile militar al que asiste la familia real, el presidente del Gobierno y los altos representantes del Estado. Este año se conmemora el V Centenario de la primera vuelta al mundo, hazaña capitaneada por Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano. También se ha rendido un especial homenaje a las misiones de paz internacionales ya que se celebra el 30 aniversario de la presencia de las Fuerzas Armadas en el extranjero. Decía la ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles que debemos sentirnos muy orgullosos y lamentaba que en España hay siempre ‘cierta contención’ en la defensa de lo nuestro.

Como muchos españoles, vi el desfile por la tele. Primero, por la curiosidad de saber el look de Letizia y las niñas y así poder opinar el resto del día, después, por el morbo de ver a los políticos de distintos partidos sentados juntos en la tribuna de autoridades, y ver si se miran o se hablan, o si alguno, con los nervios, mete la pata. El vuelo de la Patrulla Águila me fue enganchando, el pobre paracaidista que se pegó el golpe con la farola me metió en situación y cuando me quise dar cuenta, había visto el desfile entero, y me pareció entretenido y elegante, no me importa decirlo. Desconozco cuantas personas había en el Paseo de la Castellana viéndolo en vivo, pero no sería comparable a otros países europeos como Holanda o Inglaterra, donde la mitad de la población sale a la calle agitando miles de banderitas para celebrar el día de su fiesta nacional y no digamos en Estados Unidos, donde se engalanan las casas, se lanzan fuegos artificiales y se reúne la familia al completo celebrando la patria con orgullo. Aunque para los norteamericanos no hace falta que sea 4 de julio para sentirse patriotas, ni tampoco la final de la Super Bowl, ellos se emocionan con su himno en un cumpleaños y en un partido cualquiera. En España, disfrutar del desfile en familia, colgar banderas en las casas y comer juntos una buena paella, sería el equivalente.

Busqué en Google12 de octubre en Guadalajara’ y me salió la previsión del tiempo. Iba a hacer un día estupendo y soleado. Es cierto que hubo un acto en el Teatro Buero Vallejo, pero era un homenaje a la Guardia Civil que también celebra su patrona el día de la Virgen del Pilar, y este año su 175 aniversario. Felicidades al Cuerpo. Solo encontré una referencia a celebraciones del día de la Hispanidad en toda la provincia, fue en el pueblo de Pareja donde homenajearon la Fiesta Nacional, a la Virgen del Pilar y a la Guardia Civil.  El acto comenzó con el izado de la bandera de España en una rotonda de entrada al pueblo y continuó con misa, procesión y jotas a la Virgen. Todo muy español, claro que sí. Y si hubo dulzainas, muy de Guadalajara también. Porque el patriotismo no es otra cosa que un sentimiento que nos identifica con una colectividad, con su historia y sus tradiciones. Parece que hubiera que pedir permiso para sentirse patriota, que está anticuado o desprestigiado.

Nos ponemos sin pudor camisetas, sudaderas y gorras con la bandera de USA, Noruega o Japón, pero no está bien visto llevar la bandera de España, y quien se atreva puede ser catalogado como un pijo o un facha, cuando es posible que simplemente le guste o le apetezca, que venga de jugar al pádel o que sea fan de Agatha Ruiz de la Prada. Mucho peor aún, como está pasando estos días, alguien que lleve hoy una bandera de España puede ser considerado un provocador. La bandera nacional representa a un país y no tiene que ver con ideologías políticas. Estamos en periodo electoral, y mientras en otros lugares del mundo los mítines de todos los líderes políticos se llenarían de banderas de su país, en España decorar un escenario con una bandera gigante sigue siendo noticia, porque no es lo habitual. Dice Iñigo Errejón, líder del nuevo partido Más País, que quiere utilizar la bandera de España en su campaña electoral para unir dos conceptos: izquierda y patriotismo, porque, a su juicio, ‘la derecha ha hecho suyos los símbolos nacionales de España’. Hágalo señor Errejón, recuerde que ser patriota es amar a la patria y procurar su bien, y la bandera es de todos.

Al menos nos queda el deporte para demostrar el amor por nuestra patria sin tener ningún reparo. La emoción común que surge por el orgullo y la confianza en el esfuerzo de nuestros deportistas no es otra cosa que patriotismo. Nadie duda en pintarse la cara o vestirse de rojo y amarillo, y mucho menos en ondear una bandera de España en cualquier evento deportivo en el que compiten representantes de nuestro país. Siempre nos sentimos orgullosos. Y cuando ganan, deberíamos emocionarnos al contemplar el izado de nuestra bandera y, aunque no podamos cantar el himno mientras suena, porque no nos ponemos de acuerdo en la letra, escucharlo nos tendría que conmover, porque para eso son los himnos nacionales, para identificar a una nación y unir entre sí a los que lo escuchan o interpretan. Independientemente de las ideologías.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.