La unión del Depor

Por Ana G. Hernández

Germán Retuerta comparece en rueda de prensa. Foto: Deportivo Guadalajara.

Germán Retuerta en la rueda de prensa del pasado 18 de diciembre. Foto: Deportivo Guadalajara.

El llamamiento a la unidad del deportivismo entorno a Germán Retuerta, presidente del club, es el mensaje implícito que se desprende de la carta que dirigió a la afición. Ese y que es absolutamente inocente después de que la Liga de Fútbol Profesional (LFP) retirara la querella interpuesta sobre su persona por estafa, administración desleal y malversación de fondos. Una carta en la que el directivo volvió a recordar todas las cosas que había hecho por el Deportivo Guadalajara y que, supongo, muchos de vosotros ya habréis leído.

No hay que ser ciego para dar a Retuerta la razón en este último punto. De su mano, la entidad morada encontró su cenit tras décadas de ostracismo en la Tercera División. Lo encontró gracias a que, por primera vez en la historia del club alcarreño, se invirtió dinero y se creyó en las posibilidades del equipo. Y no solo eso, también consiguió, por primera vez en su historia, que el Depor enganchara a una parte de la población de Guadalajara que siempre estuvo más preocupada de lo que sucedía en el Bernabeu o en el Camp Nou que en el Escartín.

Nadie le puede negar estos méritos a Germán Retuerta, pero tampoco que su mala gestión administrativa en la temporada del ascenso a Liga Adelante dio con los huesos del Depor en Segunda B. La sentencia del Juzgado Central de lo Contencioso Administrativo número 3, a fecha de 22 de octubre de este año, así lo rubrica. Sin embargo, que la LFP haya retirado la querella contra el mandatario, no significa que el club alcarreño haya recuperado su categoría. Y es que, ambos temas, aunque relacionados, nada tienen que ver. Mientras la entidad respondió por la vía administrativa, los administradores del club debían responder por la vía penal. Y, precisamente, es esta vía la que quedó paralizada sin que la entidad morada se vea afectada de ninguna forma. Bueno sí, solo en que su presidente no será juzgado y podrá olvidarse así de temas judiciales para centrarse en los deportivos. De hecho eso es lo que hará Retuerta, olvidarse de este oscuro pasado, cuyo coste económico y moral era incontable como bien señala en la carta, y apelar a un futuro que devuelva al Depor a Segunda División.

Como bien dice nuestra ley, una persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario. Y, por tanto, en el caso de Germán Retuerta no se demostró lo contrario. Es decir, ni siquiera se llegó a juzgar su inocencia. La LFP creyó las palabras del presidente del Depor cuando les aseguró que su intención nunca fue lucrarse con la ampliación de capital. De ahí que el organismo nacional paralizase las acciones contra el empresario. Lo que no implica, repito, que haya una sentencia en la que se ratificó que el Deportivo Guadalajara utilizó eso que llaman ingeniería financiera para obtener los casi tres millones de euros que debía para formalizar su participación en la Liga Adelante. Una acción que, el Deportivo Guadalajara, como entidad, llevó a cabo y por la que tuvo que pagar con el consabido descenso administrativo y de la que, por lógica, formó parte el directivo del club. Al que, por cierto, ahora no es necesario ni juzgar.

Dicho todo esto, esta semana Retuerta hizo un llamamiento a la unidad de todo el deportivismo. Recordemos, un deportivismo dividido desde el momento en que se supo que la LFP descendía a la entidad entre los que creían a su presidente y entre los que no les gustaba su gestión. Una guerra civil que continuó aquel día en el que aseguró que solo el accionista podía pedirle responsabilidades o cuando, en asamblea, decidió que el propio accionista, con menos de 60 acciones, no podía acudir a esas reuniones para conocer el estado financiero de su “empresa”. Sin embargo, esta batalla jamás se trasladó a una plantilla que siempre disfrutó del cariño de la afición morada. Más si cabe este sábado después de que el Escartín luciese el mejor aspecto de la temporada, ya sea porque venía el Castilla o por la pleitesía con la que se recibe a su entrenador allá donde va. La hinchada nunca dejó de creer en su equipo.

Anuncios

Un pensamiento en “La unión del Depor

  1. Como abonado del C.D.Guadalajara me uno a la solicitada unidad pedida por el Presidente del club. Vamos a olvidar las páginas judiciales y centrarnos en el fútbol. Para mi, el Dépor es un pasatiempo, una diversión, hasta una pasión, pero él Presi se juega los cuartos, por lo que merece mi respeto. Si bien él también tendrá que respetar a la afición, verdadero sustento del club. Y entre todos: afición, jugadores y presidente empujar para tener un Club de fútbol modélico y prometedor. ¡Felices Fiestas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s