Un punto y muchas protestas

Por Ana G. Hernández

Los alcarreños suman un punto más. // Foto: Deportivo Guadalajara.

Los alcarreños suman un punto más. // Foto: Deportivo Guadalajara.

El Deportivo Guadalajara sacó un empate de su primera visita a Euskadi esta temporada. Una buena noticia para un equipo que la campaña pasada se le dio muy mal eso de cruzar Burgos y volver con algo más que ropa sucia en la mochila. Digo que se trata de una buena noticia porque puntuar lejos de casa siempre es positivo y más frente a un rival que ha comenzado muy bien la temporada.

Un punto que quizá se antoja corto o pequeño, si se tiene en cuenta que este Depor de Manolo Cano pretendía abrir una nueva dinámica en Gernika. Una etapa positiva con la que poner punto y final a las primeras cinco jornadas ligueras que no han reparado al equipo grandes resultados. No en vano, las derrotas a domicilio y, especialmente, la que cosechó frente al Barakaldo en el Pedro Escartín han escocido mucho a una plantilla necesitada de buenos resultados. No obstante, el punto conseguido será bueno siempre y cuando el conjunto morado haga los deberes en casa frente al Portugalete. Y es que, los tres puntos empiezan a ser necesarios para que el equipo se asiente y crea en sí mismo.

Lejos de que el gol anulado en Gernika fue un acierto del árbitro o de que la brecha de Lee mereció ser castigada con pena máxima, lo cierto es que los alcarreños tienen serios problemas para materializar las ocasiones que se les presentan en los partidos. De hecho y después de seis jornadas, solo un jugador morado ha sido capaz de anotar un tanto. El otro gol a favor del Depor, como recordarán, se lo metió el central socuellamino Pelegrina en propia puerta. Ni Guillem ni Riki saben lo que es marcar con la elástica morada, igual que los Dani Ponce, Edipo, José Ángel y compañía. Una querencia que empieza a pesar y mucho al club deportivista, especialmente si se miran los registros de sus rivales. Y es que, el cuadro morado es el segundo equipo menos goleador del Grupo 2, por delante del Mensajero que solo ha anotado un tanto en estas seis primeras jornadas. Guarismos muy bajos para un equipo que, en principio, quiere pelear por estar en la zona noble de la clasificación. Objetivo que ya en la sexta jornada empieza a parecer una verdadera utopía.

El Azuqueca ganó en uno de los campos más difíciles de la categoría. // Foto: Villarrobledo.

El Azuqueca ganó en uno de los campos más difíciles de la categoría. // Foto: Villarrobledo.

Viento en popa, a toda vela

Tras seis semanas de competición, la Tercera castellano-manchega es la que más alegrías está dando al aficionado guadalajareño. No en vano, sus dos representantes lo están haciendo de lujo en un comienzo de campaña muy prometedor. Y eso que tanto Marchamalo como Azuqueca tienen claro que su principal objetivo es llegar a los 45 puntos. Registros que les permitirían continuar una temporada más en la máxima categoría regional. Un objetivo humilde para un recién ascendido como es el Azuqueca, pero que mismamente ayer fue capaz de imponerse en uno de los feudos más complicados de la categoría, La Fuensanta. Un objetivo también humilde para un Marchamalo que la campaña pasada, más o menos con el mismo bloque, consiguió maravillar en una primera vuelta para enmarcar y que, en esta campaña, ya ha conseguido puntuar en el otro campo complicado, el de Quintanar del Rey.

Y digo objetivos humildes porque tanto el Azuqueca como el Marchamalo desprenden otras sensaciones. A pesar de su paso por Preferente, los rojinegros no son un recién ascendido cualquiera, la lista de nombres de su plantilla lo delata. Igual que los números cosechados hasta la fecha: cinco victorias en seis encuentros con 13 goles a favor y 4 en contra. Por su parte, el conjunto gallardo no se queda atrás. Cierto es que comenzó la temporada con derrota en Illescas y empate en casa frente al Villarrubia, pero también que a partir de ese momento los de Nito Alonso han despegado. El próximo sábado en el San Miguel se ven las caras y lo que puedo decir después de ver a ambos conjuntos es que será un partido bonito.

Anuncios

Un pensamiento en “Un punto y muchas protestas

  1. El partido en Gernika fue soporífero, con juego directo del malo. No supe a que jugaba el equipo. Faltó táctica y estrategia. Los jugadores del C.D. Guadalajara jugaron como pollos sin cabeza. Jugaron dos mediocentros destructivos, y Miguélez quedó como una isla. Y encima Riki jugó escasos minutos. Y los extremos Edipo, Iglesias y Lee les falta experiencia y no tienen gol. Así nos fue. Para el próximo partido, ojalá se restablezcan de sus problemas: José Angel (el verdadero timón de este equipo) y Marqués, y puedan jugar junto a Riki y Miguélez, de esta forma, el equipo será otro. Vamos eso espero..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s