2021, año de los poetas

Por Mamen Solanas

Cuando empezó este 2021 me dije a mí misma que sería el año de los poetas. Si el 2020 había sido un año autobiográfico (2 ceros, 0 unos, 2 doses y 0 treses), de los que se escriben a sí mismos y hacen historia; el 2021, un año que llevaba en sus entrañas las cifras del día de la Poesía, a pesar de todas las apariencias pandémicas y de inmovilidad con que iniciaba, en mi imaginación y desde mis deseos, venía arropado por el manto de la poesía. Ahora que arranca la primavera este domingo y que celebramos el Día Mundial de la Poesía por todo lo alto, Le Printemps des Poètes que dicen los franceses, espero que así sea y que, nos quede lo que nos quede de COVID, nos acojamos a la poesía y a lo que hay en ella de valioso.

Guadalajara es tierra de poetas de todas formas y colores. Seguramente conviene recordar aquí que nuestra ciudad ya se unió a la celebración de la poesía en 1952. Aunque es reciente la adopción de la UNESCO del 21 de marzo como Día Mundial de la poesía (30ª Conferencia General de 1999), Guadalajara había celebrado un primer recital público de poesía el 21 de marzo de hace más de cincuenta años. Había sido organizado gracias a los los contertulios de Vino y Pan entre los que figuraban los poetas Antonio Fernández Molina, Jesús García Perdices, Antonio Leyva, Miguel Lezcano, Luis Monje Ciruelo y José Antonio Suárez de Puga, siendo el encargado del pregón inicial Pepe de Juan. Fuera de programa, también había dado lectura a sus poemas la poeta alcarreña Mari Carmen Ibarra.

Actualmente hay en la ciudad poetas premiadas y poetas autoeditadas, micros abiertos y poetas independientes, festivales de poesía y certámenes de poesía, poetas de escenario y poetas de rigurosa soledad. Poetas y, como dijo aquel, poetos.* La propia palabra poeta ha adquirido una connotación femenina al haberse incrementado la presencia y publicación de autoras y promotoras de la poesía, no solo en Guadalajara, sino también en otras ciudades de España. La poesía ha ganado para sí cada vez más espacios y territorios. Incluso toda una institución en Guadalajara, el Seminario de Literatura Infantil y Juvenil, desde hace cinco años, con sus fondos y formas, ha hecho suyo el Día de la Poesía, contagiando a la poesía del entusiasmo y colectividad que caracterizan al tan preciado Maratón de los Cuentos, género que tanto tiene que ver con la poesía.

Poesía infantil, poesía en redes sociales, poesía pintada y musicada. Poesía que hace necesaria una lectura en labios del propio autor, como ya anunciaran los primeros críticos y estudiosos del verso libre y que implica una recuperación de la oralidad. Raquel Lanseros y Ana Merino publicaron en 2016 la amplia respuesta Poesía soy yo. Poetas en español del siglo XX (1886-1960) a la pregunta que ya lanzara Gustavo Adolfo Bécquer en sus rimas más de un siglo antes. Las respuestas, como las preguntas, van cambiando con el tiempo y la poesía multiplica sus formas a medida que avanza. Nos apropiamos de ella una y otra vez. Desde que a principios del siglo XX, con la irrupción y actividad de los distintos movimientos de la Vanguardia, la poesía convergiera con las otras artes: escénicas, como la danza y el teatro; plásticas y sonoras; culinarias y de diseño gráfico; poemas-objetos; poesía fílmica y fotográfica… la poesía abrió caminos infinitos.

La poesía es juguetona y generosa. Así que todo un año de poetas tiene que hacernos ver más allá y más acá. Porque la poesía, como me dijo hace ya muchos años una querida profesora de literatura, es además una especie de medicina para el alma. Hubo un tiempo, aquel precisamente en el que surge nuestra tradición occidental de la poesía, en que los poetas eran laureados por el Estado como los héroes. Hoy se premia a los poetas, pero no tienen salario como los héroes. A lo largo de la historia, cambiamos algunas cosas, como el concepto de héroes, pero dejamos muchas cosas sin cambiar. No hay reconocido un oficio de poeta y eso hace que en muchas ocasiones el poeta se reivindique a así mismo como puede o pase desapercibido. La propia poesía se vuelve puramente espiritual en otras ocasiones. Inmaterial al límite, generosa, como he dicho. Juguetona, como los niños que son y sueñan con hacerse millonarios.

Quizá este año 2021 nos hace un guiño a los poetas para que nos pongamos manos a la obra y demos lo mejor de nosotros. A la poesía, según la clasificación que relaciona géneros literarios y pronombres personales, suele atribuírsele la primera persona, reservando la segunda para el teatro y la tercera para el género narrativo. Lo que ocurre y lo que creo que ha puesto de manifiesto esta pandemia es que vivimos en comunidad y tanto la primera, como la segunda o la tercera persona gramatical tienen sus plurales. Todos los yo dolientes y enamorados, combativos y solos, hemos pasado por lo mismo. Sin duda hemos respondido diferente y no lo hemos vivido ni visto igual, pero el motivo de lo que sentíamos, pensábamos, negábamos o maldecíamos tenía un origen común. Personalmente creo que teníamos olvidado mucho de los que nos une y lo relacionados que estamos: no solo con las otras personas sino con otros seres vivos.

La poesía es un intercambio con la realidad e incluye la búsqueda. La poesía va hacia; puede incluso crear comunidad.

Ahora les dejo en la compañía de dos poemas. Feliz Día de la Poesía y Feliz Año de los Poetas.

El oficio del poeta

Contemplar las palabras
sobre el papel escritas,
medirlas, sopesar
su cuerpo en el conjunto
del poema, y después,
igual que un artesano,
separarse a mirar
cómo la luz emerge
de la sutil textura.
Así es el viejo oficio
del poeta, que comienza
en la idea, en el soplo
sobre el polvo infinito
de la memoria, sobre
la experiencia vivida,
la historia, los deseos,
las pasiones del hombre.
La materia del canto
nos lo ha ofrecido el pueblo
con su voz. Devolvamos
las palabras reunidas
a su auténtico dueño.

José Agustín Goytisolo, Algo sucede 1996

Sale caro, señores, ser poeta

Sale caro, señores, ser poeta

La gente va y se acuesta tan tranquila
-que después del trabajo da buen sueño-.
Trabajo como esclavo llego a casa,
me siento ante la mesa sin cocina,
me pongo a meditar lo que sucede.
La duda me acribilla todo espanta;
comienzo a ser comida por las sombras
las horas se me pasan sin bostezo
el dormir se me asusta se me huye
-escribiendo me da la madrugada-.
Y luego los amigos me organizan recitales,
a los que acudo y leo como tonta,
y la gente no sabe de esto nada.
Que me dejo la linfa en lo que escribo,
me caigo de la rama de la rima
asalto las trincheras de la angustia
me nombran su héroe los fantasmas,
me cuesta respirar cuando termino.
Sale caro señores ser poeta.

Gloria Fuertes, Poeta de guardia, 1968

* El gran lexicógrafo y tipógrafo José Martínez de Sousa advertía en 1998 del peligro de que a alguien se le ocurriera convertir poeta masculino en *poeto… (Diccionario de usos y dudas del español actual). El término poeto se repite en varios programas de celebración del Día de la Poesía de este año 2021. Afortunadamente, ahora estamos en tiempos de correr algún que otro peligro lingüístico a cambio de obtener alguna ganancia, sin que se produzcan graves altercados.

*Mamen Solanas (Guadalajara, 1977) ofrece hasta el 31 de marzo un Escaparate Poético que podrá visitarse en el Rincón Lento donde pone a la venta sus tarjetas-poema, poemas-cartón y camisetas-poema. La semana del 22 al 26 de marzo el escaparate emite audios de poemas recogidos con motivo del Día Internacional de la Poesía. Partiendo de sus investigaciones acerca de los movimientos de vanguardia y su experiencia con la poesía, experimenta en el terreno de la voz y el cuerpo poético. Ha publicado varios artículos en torno al Futurismo y la Poética de la Vanguardia, así como los libros La poética Futurista y La Poética de la Vanguardia: el Silencio y el Ruido en el devenir del verso libre. Su obra poética Vudú desde la habitación de al lado y Poemas del té ha sido publicada con Astrolabio Editorial. Como dice un poema suyo: Todo lo que quiere tiene la edad de un mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .