La otra forma

IMG_5391

El encierro por el campo de Torrejón del Rey siempre atrae a muchos visitantes a la localidad. // Foto: torosymastoros.blogspot.com

Por Borja Montero

La ciudadanía está acostumbrada, a pesar de que la democracia nacional no es excesivametne longeva, a que los representantes emanados de la expresión popular puedan hacer y deshacer a su antojo durante los cuatro años que dura su nombramiento y sin rendir cuentas a quienes son sus jefes de facto. Sin embargo, y a pesar de que aquello de “el gobierno del pueblo” o como quiera definirse la palabra que define el régimen en que vivimos, los vecinos no están tan habituados a que estos mismos representantes les pidan de forma directa su opinión acerca de los asuntos de su interés, sobre todo cuando éstos no habían sido abordados con claridad en las promesas y programas electorales que les llevaron hasta allí. Quizás es por ello que ha sobresaltado tanto la decisión del Ayuntamiento de Torrejón del Rey de someter a votación entre sus ciudadanos un hecho de cierta envergadura en la vida municipal: la conveniencia o no de seguir financiando con fondos públicos los gastos necesarios para la celebración de los festejos taurinos.

Examinado con detenimiento, el caso no tiene tanto misterio. Se trata de una decisión sobre la que no hay un posicionamiento claro en el pueblo, tampoco entre sus gestores municipales (Ahora Torrejón, socio de Gobierno, sí que incluía la erradicación del maltrato animal en su programa electoral, pero el PSOE, partido que ostenta la Alcaldía, no se había pronunciado al respecto), por lo que, antes de tomar una decisión en uno u otro sentido, se convoca una consulta popular que sea vinculante para decidir qué hacer respecto a este asunto. El referéndum taurino en cuestión se producirá el domingo 13 de marzo y contará con las medidas de vigilancia y control necesarias para que los resultados expresen fielmente la opinión de los vecinos de la localidad, al menos de los mayores de 16 años, que serán los que tienen derecho al voto en esta consulta.

7582ea9818225d2cc54ae756d482eeae_XL

El alcalde de Torrejón, Miguel Figueruelo, junto con el representante de Ahora Torrejón y teniente de alcalde, Francisco Riaño. // Foto: guadaque.com

La decisión que finalmente emane de la voluntad popular solamente versará acerca de la utilización del presupuesto municipal para financiar los festejos taurinos que se celebran durante las Ferias de la localidad, por lo que no es un referéndum sobre una prohibición total de los toros, tema siempre polémico y tocante de sensibilidades. El montante económico que se suele emplear para la compra de las reses y el pago del director de lidia es de algo más de 12.000 euros (el programa festivo incluye un encierro por el campo y otro por las calles de la localidad ya que la plaza de toros presenta importantes deficiencias que ponen en peligro la seguridad de los asistentes), por lo que tampoco se trata de una decisión que vaya a salvar las arcas municipales de un estipendio tremendamente oneroso o de una inversión multimillonaria, aunque sin duda podrán destinarse esos fondos a otros servicios y obras que reviertan en el bien del pueblo. Lo importante de la decisión del Gobierno torrejonero es, pues, el inicio de otra forma de hacer las cosas, un experimento que puede servir de precedente para acercar la democracia al pueblo de forma paulatina, puede que en el futuro para decidir acerca de propuestas de diferente calado o que afecten a montantes económicos más importantes.

Parece que los vientos de cambio que hace casi cinco años comenzaron a soplar cuando se exigía en las calles y plazas una mejora democrática en las instituciones y administraciones públicas va tomando forma, y lo hace precisamente cuando algunas de esas propuestas asamblearias nacidas en las reuniones callejeras han dado el salto a la política institucional, cuando el verdadero latir de la calle se ha hecho un hueco en unas salas plenarias en ocasiones anquilosadas e impermeabilizadas contra la realidad. Algunos ciudadanos, quizás desconfiados por los crecientes y omnipresentes casos de corrupción (afortunadamente aún no en esta provincia) o simplemente porque veían que el juego político se hacía cada vez más oscurantista, realizado a espaldas de los votantes y alejado de las necesidades reales de la población, ahora son miembros con voz (y, en ocasiones, cierto poder) en las administraciones, por lo que esa petición de una democracia más directa por la que antes se clamaba en las plazas tenía necesariamente que ir haciéndose realidad de alguna forma. Y unos encierros son un tema tan bueno como cualquier otro para empezar a votar.

Ejemplos. Afortunadamente para el papel y la importancia de los ciudadanos en la gestión de lo público, esta voluntad de acercar realmente lo que se hace dentro de las instituciones a los vecinos y, sobre todo, la implicación de estos en la toma de decisiones, se está viendo desarrollada sin prisa pero sin pausa en diferentes municipios de la provincia. Así, ahora ya no suena tan extraño eso de que un concejal tiene que consultar su decisión acerca de un tema con la asamblea de su formación y, quizás dentro de poco y si ejemplos como el de Torrejón del Rey cunde en otras poblaciones, tampoco lo será tener que ir a votar algún domingo que otro.

Por el momento, el paso más llamativo en este sentido lo ha dado el Ayuntamiento de la capital, que ha comprometido una pequeña parte de su presupuesto municipal a los deseos de los ciudadanos, si bien éstos debían ceñirse únicamente a las calles más necesitadas de un asfaltado. Esa primera experiencia de “Presupuestos participativos”, como se los denominó desde el Gobierno municipal, ha contado con la participación de alrededor de doscientos vecinos, una cifra que puede antojarse baja pero que no deja de ser una primera piedra sobre la que edificar esta nueva forma de tomar determinadas decisiones que afectan a los ciudadanos y sobre los que estos tienen una opinión igual de cualificada que la de sus representantes políticos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s