En buena sintonía

Por David Sierra

En los corrillos de alcaldes y concejales socialistas de buena parte de los municipios de nuestra provincia y de la región no deja de sonar la música de que se aproxima una legislatura con vientos favorables para sus proyectos e intereses. El hecho de que tanto el Gobierno de España (a la espera de la investidura de Pedro Sánchez) como el de la Junta de Comunidades, y en el caso de Guadalajara, también el de la Diputación Provincial sean del mismo signo político no ha pasado desapercibido por aquellos que durante estos cuatro años deberán batallar con estas instituciones para el desarrollo de buena parte de sus iniciativas. De antemano, en esa lucha, una disposición ideológica favorable tiende a abrir puertas y atajar los recorridos.

rojo_page

Es por ello que muchos de esos proyectos en su día paralizados por el desencuentro institucional cobran de nuevo relevancia en la medida en la que van pasando los días y los nuevos regidores comienzan a tener asiento en sus despachos. Y, por ende, la responsabilidad de quienes tienen el compromiso de retomarlos es aún mayor, pues las negativas o los nuevos retrasos que pudieran producirse tendrán que estar fuertemente motivados para no generar desencuentros internos que dificulten e incluso dilapiden las opciones de revalidar los gobiernos en futuros comicios.

En la capital alcarreña el nuevo regidor tiene una ardua tarea para no decepcionar a los ciudadanos de la capital. Ya no valen excusas para dos actuaciones que a lo largo de esta legislatura y más pronto que tarde deberán ver la luz y no sólo de forma simbólica sino también funcional. Me refiero a la ampliación del hospital ya que, si bien es cierto que se han dado pasos durante el último gobierno de Emiliano García Page, sería inexplicable que dicha infraestructura no estuviera a pleno rendimiento al término de este mandato con los nuevos accesos al edificio incluidos. El ciudadano de la capital, y también el de la provincia, espera como agua de mayo que las voluntades de las todas las administraciones se pongan de acuerdo para que las obras se agilicen sin dilaciones.

La otra gran actuación que requiere el acuerdo forzoso institucional es el nuevo campus universitario donde ya no cabe que se formalicen más firmas protocolarias y sí que el proyecto vea la luz de una vez por todas. En este sentido, ya no hay espacio para medias tintas y el Consistorio debe agilizar los trámites para que la cesión de su parte de los terrenos en el colegio de Las Cristinas a la Universidad de Alcalá se lleve a cabo lo antes posible e iniciar los trabajos de acondicionamiento del edificio y el entorno cuanto antes.

Del mismo modo, esa sintonía institucional también es preciso que se contagie en aquellas reivindicaciones que llevan esperando un cambio de rumbo como éste para ver la luz en la provincia. La excusa de la crisis y el desencuentro entre administraciones ha frenado proyectos de gran calado e importancia para el devenir de algunas zonas y comarcas. Uno de ellos es, sin duda, el desdoblamiento de la conocida como carretera de Fontanar (CM-101), una obra vital para el devenir económico y social de toda una zona en plena expansión con la Ciudad del Transporte como telón de fondo.

Y por supuesto, es hora de que los decálogos y las manifestaciones contra la despoblación y en favor del entorno rural se cumplan sin remilgos. Que aún existan localidades prácticamente incomunicadas por el estado de deterioro de la carretera, tal es el caso de San Andrés del Congosto, o que los vecinos de algunas zonas tengan que recorrer largas distancias para disponer de servicios básicos como el médico de urgencias o el instituto tal y como sucede con los pueblos que se encuentran en el margen derecho del río Henares y que llevan décadas reivindicando un puente que les permita reducir los tiempos en el acceso a estos servicios, son situaciones que ahora pueden resolverse con mayor premura y agilidad con las voluntades políticas encauzadas.

A fin de cuentas, es tiempo de escuchar, de reconsiderar posturas en buena sintonía y de establecer los vínculos necesarios para que las puertas se abran de nuevo con un pie puesto en el umbral y evitar así otro portazo en las narices.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.