Dislexia, normalizar y visibilizar (dis) capacidades distintas.

dislex.jpg

Los niños disléxicos no son vagos ni discapacitados intelectuales, requieren medios de aprendizaje adaptados y que se normalicen sus necesidades escolares.

 

Por Gloria Magro. 

El hijo de Penélope tiene 18 años y acaba de abandonar sus estudios de FP pese a saber que sin una titulación su futuro profesional es incierto y que no será fácil que se incorpore al mercado laboral. Claro está que el fracaso escolar no le diferencia de otros muchos jóvenes en su situación, un número estadístico más, pero sus dificultades de lectoescritura sí. Y también que habilidades rutinarias y que damos por sentado como pronunciar y comprender algunas palabras, números y conceptos temporales, para él son una dificultad añadida. Así, hasta los escalafones más bajos del sistema laboral estarán difícilmente a su alcance. El hijo de Penélope es disléxico y su historia personal está marcada por años de frustraciones asociadas a las dificultades de aprendizaje que ha tenido que afrontar toda su vida. En su caso, el entorno escolar no ha estado preparado para afrontar la formación cuando se tienen capacidades distintas.  Penélope Villalobos acaba de poner en marcha DIXGUADA, Asociación de Dislexia y otras dificultades Específicas del Aprendizaje de Guadalajara, ww.dixguada.org.  En apenas tres meses además de las tres personas iniciales implicadas en el proyecto, ya son más de treinta las familias inscritas.  Sigue leyendo

Anuncios

¡Qué Fuerte!

129-2988_IMG

El Fuerte de San Francisco, en una imagen aérea de 2017 // Foto: ANP

Por Álvaro Nuño.

En apenas tres meses, la Justicia ha dado la razón en dos ocasiones y de manera clara al Ayuntamiento de Guadalajara en su pelea porque la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha cumpla con el convenio que se firmó allá por 2005 y que obligaba a la administración regional a rehabilitar los edificios y las naves del antiguo Fuerte de San Francisco. Trece años después -se dice pronto- y ante la absoluta pasividad de los diferentes gobiernos regionales, el del socialista José María Barreda, la popular María Dolores de Cospedal y el actual de Emiliano García Page, el alcalde, harto de ver cómo un convenio firmado entre administraciones no se terminaba de cumplir, llevó el asunto a los tribunales, que le dieron punto por punto la razón a todas sus demandas.

Sigue leyendo

Quince años del Buero

1

Interior del teatro, con 1.003 butacas. // Foto: www.teatrobuerovallejo.com

Por Álvaro Nuño.

20 de diciembre de 2002. Rafael Amargo estrenaba el escenario del flamante Teatro Auditorio Buero Vallejo de Guadalajara. En el patio de butacas, sentados en primera fila el entonces presidente de Castilla-La Mancha, José Bono -del PSOE- y el alcalde de la ciudad, José María Bris -del PP-. Quince años después, esta infraestructura se ha convertido, sin duda, en un lugar de referencia en la cultura de la ciudad. Durante esta década y media, por su escenario han desfilado las mayores estrellas del firmamento teatral, musical, del baile y de la cultura en general. El millar de butacas de su patio y de su anfiteatro se han llenado en innumerables ocasiones y ha acercado la cultura con mayúsculas a los guadalajareños, circunstancia por la que debemos sentirnos hoy felices y orgullosos todos.

Sigue leyendo

Erase una vez…

Por Celia Luengo

Trazado de la autovía de la Alcarria a su paso por nuestra provincia.

Hubo una vez un tiempo feliz en el que los sueños eran posibles, eran tiempos en los que nadábamos en la abundancia y en los que nuestros gobernantes nos prometían grandes obras. Ese tiempo no es tan lejano aunque parezca que hace ya muchos años que abrimos los ojos y nos caímos de la cama porque algo llamado crisis nos hizo despertar. Ese día los grandes proyectos se desvanecieron, cayeron en el pozo del olvido como si sólo hubieran sido eso, sueños sin ninguna base de realidad. Y con ellos cayeron las esperanzas de muchas personas, de pueblos enteros que veían en esas grandes obras una oportunidad para hacer de su vida algo mejor. Sigue leyendo

Una ciudad y cinco cuentos

El Palacio del Infantado, sede del Maratón de los Cuentos de Guadalajara.//Foto: Facebook

El Palacio del Infantado, sede del Maratón de los Cuentos de Guadalajara.//Foto: Facebook

Por Ana María Ruiz

Cuando ustedes lean este artículo estaremos casi en el ecuador del Maratón de los Cuentos de Guadalajara, que este año celebra su vigésimo cuarta edición. A lo largo de 46 horas la ciudad se convierte en el centro internacional de la narración oral con una actividad de la que pueden presumir todos los guadalajareños porque comprime en apenas tres días toda la riqueza de la palabra CULTURA, así con mayúsculas: creación, imaginación, divulgación, diversión, entretenimiento y participación.

Tengo que reconocer que nunca he tomado parte activamente en el Maratón. Sí lo he hecho como público a título particular y como periodista cubriendo la información del evento. Pero jamás me he atrevido a subirme al escenario a contar un cuento por temor a sufrir un “Pastora Soler”. En el fondo soy una gran tímida y sólo de pensar en tener que hablar ante un auditorio, por pequeño que sea, me da pánico.

Sin embargo, este año voy a hacer mi particular aportación al Maratón y les voy a contar no uno sino cinco cuentos. Así que pónganse las gafas de lectura porque empiezo con el tradicional “Érase una vez…”

Sigue leyendo